El amiguismo primo hermano de la corrupción

Cuando enfoco este tema en estas columnas de opinión, lo primero a aclarar es que no me interesa sumarme al escepticismo que pudiera despertar, sino todo lo contrario, aportar al análisis frío y profundo para saber donde estamos parados.
La concurrencia el pasado viernes a la sesión extraordinaria de la Junta Departamental motivada por el llamado a sala al Intendente, me dejó una triste lectura.
Cuando escucho enumerar con pelos y señales todas las compensaciones extrardinarias de la actual Intendencia, sus beneficiados y las sumas de sobresueldos que se abonan por este concepto, uno piensa que realmente hay un desfasaje muy cuestionable e injusto.
Pero cuando posteriormente el asesor legal de la Intendencia, demuestra que el tema no es nuevo, dado que la anterior administración municipal, tenía tantas o más compensaciones especiales y algunas incluso por más dinero, entonces nos preguntamos si realmente estamos al tanto de cómo se manejan los dineros públicos.
Es posible que si vamos más atrás encontremos también en anteriores gobiernos un panorama similar.
Ni en este ni el anterior gobierno departamental los sueldos de directores y
asesores han sido bajos precisamente, pero encima de esto muchos de ellos, por no decir todos, reciben una compensación especial, beneficio que en algún caso incluso alcanza a otros funcionarios municipales, entonces uno piensa ¿existe coherencia entre lo que pregonamos y lo que hacemos?.
Tanto el Asesor legal de la Intendencia, Dr. Fulvio Gutiérrez, como el edil de la oposición, también abogado Gabriel Duarte, admitieron que no hay nada irregular en el tema, es absolutamente legal, ahora la pregunta es ¿es moral? ¿le hace bien a nuestra democracia?
En lugar de esos sobresueldos, no es más justo mejorar sueldos o tomar algún funcionario mas? ¿No será mejor disminuir las deudas o el peso de los gravámenes?.
Queda claro que es una potestad del Intendente ahora bien ¿a quienes se otorga y en mérito a qué?. Tanto en un caso como en otro esto es harto cuestionable.
Nos queda la amarga convicción de que esto es la muestra más pura y fidedigna del amiguismo, si somos amigos del Intendente se puede lograr cualquier cosa, incluso inventar algún cursito y lograr quenos paguen por ello.
¿De qué hablan los líderes nacionales cuando sostienen que hay que achicar el Estado, que hay que disminuir la carga impositiva, que de ganar llamarían a los más capaces?.
Es propio de quienes manejan los dineros públicos convencidos que son suyos y esto es lo peor que puede hacérsele a la democracia, porque el amiguismo es un primo hermano de la corrupción.
¡Sepámoslo bien!
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...