El control de los alimentos

edEs sin lugar a dudas una de las materias pendientes de las autoridades de salubridad e Higiene, pero también de las autoridades sanitarias en el departamento.

El control del estado de los alimentos que consume la población, no sólo en los comercios de barrio, donde seguramente es más difícil responder a las exigencias establecidas en este sentido, sino también las grandes superficies que a veces no cuidan lo suficiente este aspecto y es factible encontrarse con alimentos sin fechas de vencimiento o con ésta ya vencida.

Este déficit no es nuevo, sino que se arrastra de muchos años a esta parte y diríamos que no recordamos que se hayan hechos controles eficientes, desde hace varias décadas, por lo menos.

Es además una de las patas más criticables del informalismo, dado que en ferias y otras modalidades se encuentran muchos alimentos enlatados y fresco que ingresan obviamente sin control alguno a nuestra ciudad.

A propósito, resulta llamativo que tras tantos años de funcionamiento del sistema de “Barreras Sanitarias”, dependiente del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en las últimas horas haya trascendido con bombos y platillo uno de los operativos cumplido.

Obviamente que nos parece bien que se cumpla la labor que se le ha asignado, de eso se trata, ahora bien ¿Qué ha pasado en los años anteriores, décadas diríamos, no pasaba nada?.

Terminemos con el viejo truco de detener un cargamento, el que está “entregado”, vaya a saber por qué y por lo general sus responsables no aparecen, para que las autoridades “se hagan cartel” de eficiencia, cuando la realidad indica que lo cotidiano es otra cosa.

El control de los alimentos que consume la  población en Salto deja mucho que desear, aún cuando en estos tiempos pudiera haberse hecho bastante más de lo habitual. Las carencias, desde personal hasta medios técnicos y otros elementos que se requieren para llevar adelante exámenes y otras medidas, son notorias.

Ahora bien, ¿se le ha prestado la importancia que requiere a este tema?.

Todos sabemos que en la feria dominical encontramos todo tipo de alimentos, incluso carne preparada, sin que nadie se haga responsable de su control.

Existen responsabilidades compartidas, porque no es sólo la Intendencia la que tiene por misión ser policía sanitaria, pero una cosa es innegable, en muchos casos ni siquiera sabemos lo que estamos comiendo, no sabemos su procedencia y mucho menos su estado.

Comencemos por tomar conciencia de la realidad. No se trata de poner el grito en el cielo cuando aparecen las enfermedades, si no hicimos todo lo debido antes, para evitar que éstas lleguen.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...