El cuidado que el río requiere

edEl tema ambiental nos enseña, entre otras cosas que necesariamente las soluciones sólo sirven si se adoptan en conjunto y con una visión global de la temática.

Esta visión global, debe hacerse por encima de las fronteras locales e incluso regionales.

Por supuesto que esto no exime a los gobiernos y pobladores locales de tomar las medidas elementales, imprescindibles para mejorar las condiciones ambientales, aún cuando se tenga claro que éstas no serán una solución de fondo, sino nada más que un aporte.

Debemos tenerlo muy claro a la hora de luchar, por ejemplo por la preservación de la cuenca del Río Uruguay.

El río Uruguay tiene una extensión de 1800 km. desde sus nacientes en el Plan Alto brasileño, en Sao Joaquim da Serra, zona limítrofe entre los estados de Río Grande del Sur y Santa Catarina, hasta su desembocadura en el Río de la Plata.

En cuanto a soberanía se divide en tres tramos, el primero, desde sus nacientes hasta la zona de Misiones (desembocadura del Pepirí Guazú), es exclusivamente brasileño; el segundo tramo es de soberanía compartida (desde aquí hasta el Cuareim), entre Argentina y Brasil y sólo el tercer tramo, desde el Cuareim al Plata, es compartido por Uruguay y argentina. Vale decir que poco más de 600 Km, de los 1.850 de su curso, cuenta el tramo de soberanía compartida entre Uruguay y Argentina.

En el tema ambiental es imprescindible la visión global para hacer un manejo adecuado de los recursos que pueda darnos soluciones adecuadas.

No ignoramos que tomar medidas a nivel local y regional ayuda en cuanto a la globalidad, pero  teniendo los pies sobre la tierra, es necesario plantear, exigir que la mirada vaya más allá de las antojadizas fronteras que le hemos impuesto a la naturaleza y en este marco, la participación de Brasil no sólo es necesaria, sino que se hace imprescindible.

Tanto allá, como acá y en Argentina, hay graves problemas ambientales, que se conocen desde hace años, pero no se terminan de encauzar. Los efluentes cloacales son sólo una muestra.

Por lo tanto hay mucho por hacer y sólo es posible hacerlo juntos y no distanciados.