El enorme avance en salud bucal

Seguramente una de las políticas sociales más acertadas del país en los últimos tiempos es el programa de salud bucal.
Hoy pocos son los niños y adolescentes de zonas carenciadas que presentan carencia de piezas dentarias importantes, como era habitual en décadas atrás, en que por más que se quisiera la política sanitaria del Ministerio de Salud Pública era mutilante.
O sea que los odontólogos del MSP, eran conocidos como “saca muelas”, no había reparación, ni mucho menos políticas de prevención que evitaran las extracciones y era habitual observar tanto a varones como a mujeres con la falta de las principales piezas dentarias.
Esto conllevaba un enorme daño psicológico fundamentalmente a los adolescentes y en especial a las niñas a las que se les prohibía reír porque en este caso sentían vergüenza propia por su situación.
Esta fue una de las maneras más vergonzosas de discriminación y sin embargo al Estado no parecía preocuparle porque se entendía que la misión esencial era quitar el dolor y como aquello de “muerto el perro se acabó la rabia…”, sacada la pieza dentaria que fuera, desaparecía el dolor físico, aunque aparecía el “dolor” psicológico en muchos casos irreparable que condenaba de por vida, porque ni pensar en que ese joven o adolescente pudiera estudiar y prepararse para la vida en esas condiciones.
Hoy difícilmente se encuentre un adolescente sin piezas dentarias importantes al menos. Quienes sufren de esta carencia es porque han sido demasiado descuidados consigo mismo o porque han desertado tempranamente del sistema educativo público donde se les proporciona entre otros el cuidado de la salud bucal.
Cabe el reconocimiento para el sistema de salud bucal, porque el beneficio que se ha logrado para miles y miles de escolares en estas condiciones es inmenso. Es probable que quienes no han pasado por aquellas etapas de discriminación no tienen ni idea de lo que hablamos, pero es la esencia de la igualdad de condiciones y la esencia del hecho de sentirnos todos iguales, porque la salud bucal tiene mucho que ver con la imagen y en nuestros días esta tiene una gran importancia en todos los sentidos.
El aporte de Salto Grande, concretado la semana anterior en este sentido ha sido esencial, los niños de las escuelas más alejadas deben tener los mismos derechos y las mismas posibilidades en materia de salud bucal y a través de este móvil ahora tendrán mejores posibilidades de hacer realidad sus derechos.