El frío digital y el futuro de los diarios

El sólo hecho de tener que decir “prensa papel”, para referirme a los diarios impresos, me obliga a reconocer el avance de la denominada “prensa digital”. Es que si no precisáramos el término papel, sería poco menos que inentendible esta reflexión.

Formo parte de una generación ¿la última?, que lleva incorporado el diario de todos los días, como el informativo de radio Salto, como algunos otros programas, en forma referencial.
Es más, el hábito de la lectura pasaba ineludiblemente por la presencia cotidiana del diario en casa y el día que por alguna razón el diario no llegaba o no había sido editado, el vacío que se sentía es difícil de graficar.
Una generación que mientras no veíamos escrito en un periódico una información no terminábamos de creerla y asumirla como verdadera.
Sin embargo hoy, las nuevas generaciones se rigen por otros parámetros.
El atractivo de las nuevas tecnologías es innegable. Es más resulta difícil hoy hallar un adolescente o un joven que no porte celular.
Estamos a nuestro entender en un momento en que a todas luces a menudo exageramos el uso de la herramienta, que como tal nos permite muchos usos, pero de nosotros depende que estos sean beneficiosos y adecuados. Vale decir de nosotros depende que le demos buen uso a la tecnología.
En muchos casos la tecnología ha pasado a ser quien “nos manda”, nos ordena y nos mantiene pendientes de ella. Vale decir, hemos perdido el señorío, la potestad de disponer de ella cuando entendemos que la precisamos y podemos darle un buen uso.
Quienes mantienen el señorío sobre la misma, le dan su lugar, la mantienen dominada y sólo acceden a ella cuando quieren y como quieren. Esto es, mantienen el señorío, el dominio de la herramienta para usarla en el momento adecuado.
Así debería ser siempre. No debemos vivir pendientes de la tecnología, sino servirnos de ella, como de cualquier otra herramienta, sólo cuando entendemos que la necesitamos.
En materia de periódicos rigen las mismas reglas. Un lector formado y bien informado debe saber cuándo está frente a una noticia, investigada, confirmada e irrefutable y cuándo está simplemente ante el primer trascendido que circula.
En nuestros días las denominadas redes sociales transmiten todo tipo de versiones, pero de allí a que realmente esto tenga valor de información es bastante diferente.
Por eso entendemos que esto es una particularidad de los medios “de papel” y no la debemos perder, porque en ello radica gran parte de las posibilidades de subsistir.

A.R.D







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...