El mural que jamás volveremos a ver

La indignación se hizo sentir, el mural del artista salteño, César Rodríguez Musmanno, fallecido este año, fue sustituido por otra pintura, mural ubicado en calle Uruguay al 300, en el muro perteneciente al Ministerio de Salud Pública.“Cuando se comete cualquier error, lo importante en primer lugar es reconocerlo luego pedir disculpas y como tercer paso enmendarlo.“¿Cómo se enmienda un error, cuando el mismo perjudica a una obra cultural, el reconocerlo, y el pedido de disculpas (que aún no hemos leído o escuchado, una explicación oficial) en este caso no alcanzan.
Ese mural, jamás volverá a estar en el lugar en que su autor volcó sus sentimientos, sensibilidad, su arte, jamás nadie lo podrá volver a ver, jamás.“Lo más triste y anecdótico de esta situación, es que el el propio Ministerio de Educación y Cultura, MEC, el que promueve la nueva pintura.
El MEC, responsable de velar por el patrimonio es el que a la postre, termina destruyendo la última obra del artista.
¿Y ahora qué? Quedarse en la protesta u opinión del momento, o aunque convencidos de que ese mural ya no esté más, solicitar, exigir, que por respeto a Rodriíguez Musmanno, se llame a concurso para poder realizar una réplica, como forma de reconocer que él lo merece y nosotros, los ciudadanos salteños, también.
Adriana Martínez