El “no te metas” que nos condenará a todos

El hombre acababa de presenciar un audaz robo en un domicilio en las inmediaciones del parque Harriague en plena mañana y salió a la calle para pedir ayuda a efectos de perseguir al ladrón que se llevaba una silla plegable de aluminio.
Pasaron varios motonetistas y algunos automovilistas, pero nadie prestó atención a mis gritos nos dijo.
Todos hicieron lo mismo “se hicieron los distraídos para no complicarse”. Mientras tanto el ladrón que huía por la calle con la silla plegable se fue con la misma.
Es lamentable, pero rige aquello del “no te metás” si no es con vos. Una máxima cobarde y egoísta que terminará hundiéndonos a todos.
El hecho nos hace acordar de aquello de Bertolt Brecht, el poeta alemán decía:
Primero se llevaron a los comunistas, pero a mí no me importó porque yo no lo era; enseguida se llevaron a unos obreros, pero a mí no me importó porque yo tampoco lo era, después detuvieron a los sindicalistas, pero a mí no me importó porque yo no soy sindicalista; luego apresaron a unos curas, pero como yo no soy religioso, tampoco me importó; ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde.
Si no aprendemos a ser realmente solidarios, Si no entendemos que lo que hoy le pasa a otro mañana puede pasarme a mí, entonces estamos condenados a que tarde o temprano sufriremos en carne propia la misma situación y no podremos esperar ayuda alguna.
La vida es cíclica y además en la medida que le vamos dejando el campo libre a la delincuencia esa avanza, se vuelve más audaz y se extiende al punto de afectar a quien o quienes se creen a salvo.
Es hora de entenderlo. En Salto se van registrando más de vente rapiñas y no somos nosotros quienes “daremos manija” a la situación que desde ya entendemos que es grave, porque es sabido que se trata uno de los aspectos más sensibles para cualquier gobierno y no somos de los que entendemos que se debe “cobrar al grito”. Eso sí, el Ministerio del Interior debe reconocer que algunas de las medidas que se practican no han dado los resultados esperados y por lo tanto urge revisarlas.
Una de ellas es sin duda el respaldo a la Policía. Ayer explicábamos que para nosotros la seguridad es un tema complejo, arduo, pero no por eso debemos dejarlo pasar desapercibido.
El Nuevo Código del Proceso Penal no está dando los resultados buscados, eso es inocultable y esperamos tener los índices de las rapiñas y los robos cometidos y los aclarados para manejarnos con propiedad.
En tanto, debo decir que si algo aprendí de mis mayores es que es preferible morir de pie, que vivir de rodillas ante los delincuentes…
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...