El papel y la palabra escrita

Lo escrito, escrito está”, reza una máxima antigua, que pone en el máximo rango de credibilidad a la palabra escrita.
Ahora bien, aún a nuestra actual generación le cuesta bastante identificar la palabra escrita en otra cosa que no sea un soporte de papel.
Y es que resulta muy difícil identificar otra palabra escrita que no sea en libros, diarios, revistas y documentos.
Sin embargo es necesario separar la esencia del “envoltorio” o el soporte que le contiene.
La palabra escrita no necesariamente debe estar en papel y es por eso que hay que separar las cuestiones.
En materia del uso del papel, la humanidad, en especial la de nuestros días ha sido totalmente irresponsable, derrochona. Es ínfima la cantidad de él que se recicla, cuando las posibilidades de hacerlo son muy altas.
Es más, muchas veces hay papeles que incluso se tiran, se descartan hasta sin usarse.
Hoy, la conciencia ecológica y ambientalista apunta a un uso racional, responsable atendiendo a la preservación de la naturaleza en primer lugar, dado que no habrá árboles suficientes para extraer celulosa, materia prima del papel, si la humanidad sigue usándolo y derrochándolo, como hasta el momento.
En todo el mundo se impulsa una consigna “imprimir sólo lo indispensable” y tener todo lo demás en soporte electrónico. Es más, los diarios digitales y los documentos electrónicos se han ido abriendo paso en este terreno, haciendo retroceder a la palabra escrita en papel.
Ya tenemos libros electrónicos y lectores de libros electrónicos, diarios digitales y otros recursos canalizados por esta vía han ganado incluso estatus de documento a nivel jurídico.
Una cosa es segura. En el futuro el papel será un producto caro y probablemente escaso y su uso necesariamente deberá ser restringido.
No vislumbramos la desaparición del papel como soporte de los medios masivos de comunicación que gozan de la mayor credibilidad pública, como son los diarios, pero sí seguramente un retroceso en cuanto al uso del papel como un elemento cuyo costo seguramente se verá encarecido.
Es bueno para la naturaleza y la humanidad toda evitar, que aquello que no sea necesario imprimir en papel se lo haga innecesariamente.
Es bueno mantener una conducta ambiental de este tipo, porque habla de responsabilidad, de sentido de la vida, de una conducta responsable que apunte a usar sin extinguir, los recursos naturales, que en buena medida es lo mismo que servirnos de la vida, pero cuidando este planeta, hasta ahora único, que se nos ha prestado para que usemos en nuestro paso por él.
Sepamos hacerlo entonces, con la debida responsabilidad, porque es nuestra casa y la casa de nuestros hijos, nietos y demás descendientes.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...