El trabajo que dignifica a trabajadores

Mañana se festejará el Día de los Trabajadores en muchos países del mundo. Prácticamente en toda América tiene lugar la misma celebración, dando lugar a uno de los días de menor actividad en muchas partes.
Es que nada más gráfico de la trascendencia de los trabajadores. Seguramente su labor es lo que mueve al mundo de los servicios, de la industria, de la producción. En la ciudad y en el campo todo depende de su entrega, de su responsabilidad y de su contracción a la tarea que cumplen los trabajadores.
Pero la problemática del trabajo excede largamente las gráficas, de los estudios y sondeos de opinión incluso.
En un mundo globalizado, el trabajo también está afectado y por lo tanto, es imposible ignorar que en algunos rubros se ha producido un profundo desnivel. Mientras en las tareas rurales y agrícolas sobre todo se nota la falta de trabajadores, porque ya no sólo los jóvenes han emigrado, sino que las familias enteras han dejado las zonas rurales para engrosar los barrios de las ciudades y en algunos casos ir a parar en asentamientos, atraídos por las posibilidades que les ofrecen las nuevas tecnologías que a menudo termina siendo una gran decepción porque sólo les han mostrado las ventajas y no los riesgos que suponen.
En las ciudades la mano de obra abunda y sobre todo la que no requiere especialización alguna, a lo sumo experiencia como vendedores del comercio o similares.
A menudo los llamados porque se necesita personal excede largamente las posibilidades de absorción y aún así los mejores calificados no reúnen la mínima experiencia y su interés en el trabajo se termina a poco satisfacen sus necesidades mínimas.
A todo esto, debemos entender que el trabajo requiere por lo menos de dos partes, el empleado y su empleador y lo ideal es que ambos queden satisfechos.
Existe tanta responsabilidad para uno como para el otro. El trabajador debe cumplir con sus obligaciones y el empleador asumir el debido respeto y la justicia social que supone esta relación de dependencia.
Esto significa un trabajo digno y dignificante.
El empleador a menudo empresario o productor, debe de por sí asumir el desafío de hallar un nicho de mercado que satisfaga las aspiraciones de su empresa como única forma de poder absorber a los trabajadores y estos no pueden desentenderse por completo de la suerte de la empresa, del rubro, de las condiciones incluso del país, porque es parte del mecanismo.
En este primero de mayo, lo ideal es que se entienda que tanto trabajador como patrono tienen un rol diferente, pero muy claro a cumplir y uno depende del otro y viceversa.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...