El turismo en la región

El turismo es una actividad con muchas particularidades, entre ellas el hecho de que distribuye entre muchos receptores los beneficios económicos.
Pero además los turistas difícilmente se contentan con visitar un solo lugar, sino que entre sus preferencias aparece siempre el deseo de conocer, recorrer y saber de otros atractivos.
Se afirma que el mayor logro de una política de turismo se da cuando el turista queda con deseos de volver a un lugar.
A nuestro entender, esta premisa es válida, pero no debe servir para tratar de ser excluyentes con otros lugares y otros atractivos regionales, sino todo lo contrario, para ampliar el espectro.
Una visión mezquina del tema podría tratar de centrarse precisamente en la exclusividad de un lugar, en tratar de atraer visitantes exclusivamente para el atractivo que se busca promover. Es erróneo.
En cambio una visión más amplia y generosa, más acertada diríamos, apunta a promover la región, los atractivos naturales y otros logrados como complemento de aquellos que no siempre son exclusivos.
Cada pueblo, cada ciudad, tiene una impronta particular en la que se debería transformar un punto turístico, lo que conlleva a una planificación y comunicación acorde para obtener resultados positivos.
Hoy día los mejores frutos en materia de turismo se logran cuando se logra atraer a los visitantes hacia toda la región y no sólo hacia un punto en particular.