En el Día Del Libro, la vigencia de la palabra escrita

De la opinión de los empresarios periodísticos entrevistados por ADEPA (Argentina), en referencia al futuro de los diarios papel, surge una conclusión inequívoca: el camino va por el lado del contenido y no por el continente. No quiere decir esto que la presentación de un diario no sea importante, pero queda muy claro que la esencia, la llave para el futuro de los periódicos papel está en el contenido y no tanto en la  presentación.
El “elixir” para hacer frente al “Tsunami” de los medios electrónicos con la televisión e Internet a la cabeza, está en contar con mejores periodistas que puedan analizar y profundizar la información.
Por allí va la cuestión.
Años atrás veíamos en diarios y revistas destacar como un gran mérito que una nota era “Exclusiva” o “Primicia”. Veíamos destacar por ejemplo como un gran mérito el hecho de haber sido “único medio presente”.
Todas cosas vacías de contenido, “engañapichangas”, diríamos, que salvo que los lectores de ese diario o revista sean bastante tontos, no le prestarían valor alguno.
Si por cualquier circunstancia, un medio fue el único en llegar a la escena de determinado hecho, no le da otro mérito que la presencia allí lo que puede ser una buena ventaja en caso de saber aprovechar, pero será el lector que valore este alcance y destacarle esta aspecto es una obviedad.
Lo que puede distinguir a dicho medio es el tratamiento que le de a la noticia,  la profesionalidad de la cobertura, el análisis, la profundización de la información, aspectos que el buen lector notará sin necesidad de que se le haya dicho que es el único medio que estuvo allí y no por la circunstancia de no tener competencia.
El hecho de dar algo primero o como “primicia”, que es lo mismo. Tampoco tiene un valor exagerado. Es claro – como lo dice alguno de los empresarios periodísticos entrevistados por ADEPA – hay lectores que se conforman con saber qué pasó. Otros en cambio, más profundos a la hora de expresar opinión, buscarán saber cómo pasó, en qué contexto y por qué. A estos lectores, seguramente los más respetados en cualquier comunidad,  sólo se los puede captar, si existe un trabajo periodístico de calidad, que le deje satisfecho en sus aspiraciones.
Queda claro a nuestro entender, que los diarios y revistas no deben enfrascarse en una lucha con la televisión e Internet, en cuanto a presentación o a la inmediatez de la noticia, porque nunca saldrán bien parados.
La llave de su vigencia está en la calidad  del contenido- No se trata tanto de dar la información antes que los demás, sino de darla mejor, entendiendo como de mayor calidad de información, la que tiene.1) veracidad 2) análisis e interpretación 3) opinión. 4) Una redacción correcta y bien cuidada.
También importa que se enmarque la información en una buena presentación y de ser posible acompañada de una infografía atractiva.
No tenemos duda alguna que los diarios papel que transiten por este camino, como también los libros porque se basan en la misma herramienta de la palabra escrita,  tienen una larga vida en manos de sus lectores.
La cuestión es lograr la calidad menester  para asegurar este camino.
Ni más ni menos.