En el Día Mundial sin humo de Tabaco

Quienes tenemos algunos años más recordamos cuando al viajar en ómnibus o estando en cualquier ambiente cerrado era “normal” tener que aguantar el humo de tabaco, sin obviamente tener derecho alguno a protestar, porque por entonces no estaba prohibido.
Es así que los no fumadores debieron soportar años sin protestar e incluso algunos llegaron a enfermarse gravemente por estar sufriendo esta situación.
Hoy felizmente es cada vez menos frecuente ver a algún fumador, e incluso es casi inexistente ver a un fumador en un recinto cerrado público o privado, por la sencilla razón de que todos sabemos que está prohibido hacerlo y por lo tanto a todos nos consta que tenemos derecho a reclamar que se hagan cumplir las disposiciones en estas circunstancias.
Entre las enfermedades a consecuencia del tabaquismo se destacan dos: 1) el cáncer de pulmón por la acumulación de nicotina y 2) las enfermedades cardiovasculares, segunda causa de muerte después de la hipertensión arterial, en enfermedades relacionadas al corazón.
El tabaco causa por año algo así como siete millones de defunciones, el doce por ciento de estas muertes se relacionan a la exposición al humo de tabaco por no fumadores o fumadores “pasivos”, que aspiran el humo de tabaco que expelen otras personas.
Uruguay ha jugado un rol muy importante en la lucha contra el tabaquismo. En un juicio que llevó más de seis años (2010 – 2016) y luego de varias apelaciones, Uruguay salió airoso en la demanda que le iniciara la tabacalera estadounidense debido a la política antitabaco que fuera adoptada en nuestro país por el gobierno del Dr. Tabaré Vázquez.
De acuerdo al Ministro de Salud Pública, la tabacalera intentó aterrorizar a nuestro país por “atreverse” a adoptar una seria política antitabaco.
Finalmente el derecho internacional favoreció a Uruguay y la tabacalera debió pagar siete millones de dólares en materia de gastos y honorarios en la demanda que había entablado contra Uruguay.
Esto significó un espaldarazo importante para todos los países que establecieran limitaciones al tabaco y más allá de lo económico, creemos que es uno de los motivos a celebrar realmente porque quien ganó fue la población uruguaya toda, que sin ver impedida su libertad a fumar, ha sido debidamente advertida del riesgo que esto involucra, para sí y todos quienes le rodean.
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...