Entre las “primicias” y la responsabilidad

El Ministro del Interior, Eduardo Bonomi y el Sub Secretario, Jorge Vázquez, invitaron a directores y responsables de los medios de comunicación masiva de la Capital a efectos de dialogar sobre aspectos de la información referida a secuestros y hechos similares.
La situación surgió luego del reciente secuestro de un empresario capitalino, hecho que la Policía mantenía “en reserva” y los medios, lo dieron a conocer públicamente luego de que alguien “lo filtrara”, con pelos y señales.
En primer lugar, entendemos que se trata de una iniciativa saludable. Entender de qué se trata, cuando se habla de manejo responsable de la información y asumir el compromiso correspondiente, es una tarea esencial para quienes tienen que ver con la seguridad de la población.
La posición de los investigadores, es que en estos casos la difusión de los hechos pone en riesgo de muerte a la o las personas secuestradas.
La posición de los medios de comunicación masiva, aún cuando no lo admitan públicamente, es que la esencia de los medios es la información y por lo tanto, estando en conocimiento de que un hecho es cierto, ningún aspecto legal les impide difundirlo.
Asumida esta posición la cuestión queda entonces entre la responsabilidad social y la ética de cada medio o mejor dicho, del concepto que tengan quienes lo dirigen.
Y por sencillo que esto parezca, es bastante complejo. Creemos que la única forma de entender en toda su dimensión cual es la gravedad del problema, es habiendo pasado por él, cuando uno de los responsables de los medios sufre en carne propia o en sus seres queridos, una situación tan angustiante, como un secuestro o un copamiento, sólo así se entiende la entidad del problema.
En última instancia, quien tiene posibilidades de incidir en el tema, volcando su preferencia hacia los medios que se manejan de una forma o de otra, es el público.
Muchas veces hemos oído “condenar” a ciertos medios de países vecinos que viven del escándalo y de la crónica roja, cuando no de todo lo que linda con la pornografía.
Sin embargo esos mismos medios tienen una muy buena receptividad en el mercado, lo que indica inequívocamente que tienen lectores, oyentes o televidentes…
No nos equivoquemos. El “discurso” moralista o responsable, no tiene sentido si luego con nuestras acciones demostramos otra cosa.
Somos partidarios de la información responsable. Para nosotros, ninguna “primicia” es lo suficientemente importante para arriesgar la vida de un ser humano.
Pero en esto, o se logra que todos los medios obren de la misma manera o ineludiblemente hay que dejar la cuestión librada al concepto de responsabilidad de cada uno, porque se corre el riesgo de que quien saque mejor rédito económico al menos, es quien menos responsabilidad social muestra.
Ni más ni menos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...