Erradiquemos la rémora

Aún cuando podemos admitir como verdadera la afirmación gubernamental de que en nuestro país ha descendido el trabajo infantil, hay que admitir que aún quedan niños y adolescentes trabajando y muchos de ellos en condiciones totalmente deplorables.
Hoy en día cerca de 250 millones de niños trabajan en el mundo y más de 150 millones lo hacen en condiciones peligrosas. Adicionalmente, cada año más de 1 millón de estos niños son víctimas de tráfico humano. (Humanium.org.es.)
El trabajo infantil es definido como toda aquella actividad remunerada o no, que priva al niño de disfrutar de su infancia.
Es así que muchas veces creemos que cuando un niño trabaja “para colaborar con su familia”, no se puede considerar “explotación”, porque seguramente si esa familia funciona como tal, una de sus preocupaciones será precisamente atender a esos niños.
Sin embargo esta es una extendida práctica de trabajo infantil, que es dable encontrar en nuestros barrios y en otros sectores de la población, desde el momento que se le está privando al niño de poder disfrutar de su infancia.
Los derechos del niño establecen entre otros conceptos que durante estas edad el niño tiene derecho a ser protegido, alimentado y educado, para dedicarse pura y exclusivamente a disfrutar de su infancia, edad sustancial en la que el niño recibe valores, aprende a respetar y sobre todo a ser solidario con los demás. De allí que resulte fundamental que se respeten y cumplan sus derechos.
Pero estos derechos están muy lejos de ser genuinos en nuestro país. A lo sumo se los ignora o disimula, pero nadie pone en práctica efectivamente el derecho del niño a jugar, por ejemplo.
Cierto es que el Uruguay ha eliminado las formas más vergonzantes de explotación infantil, como son la explotación sexual, la prostitución, la crueldad, el tráfico, entre otros, aunque de tanto en tanto se ponen al descubierto algunos casos de estos tipos aberrantes de explotación infantil.
Tan condenable o más aún, es el reclutamiento forzoso que aún existe en países donde se desarrollan conflictos bélicos o bien donde accionan grupos terroristas que usan este tipo de prácticas.
Uruguay ha avanzado en la eliminación del trabajo infantil, teniendo en cuenta que hasta hace algunos años atrás podíamos ver a niños mendigando o incluso revolviendo la basura, cosa que actualmente es difícil de ver, aunque permanezcan algunos casos.
Ayer se celebró el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, una instancia dedicada a poner de manifiesto este tema y en la que es bueno detenernos a pensar con ánimo de eliminar definitivamente esta vergonzante rémora social, que todavía tiene algunas manifestaciones entre nosotros.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...