Fuera de lugar

Luego de la captura y posterior “ejecución”, para nosotros asesinato, del dictador libio Gadaffi, tuvimos ocasión de ver y escuchar a través de una cadena televisiva con sede en los Estados Unidos, una exhortación casi explícita a los cubanos y venezolanos que se hallan afincados en Miami, a intentar emular a los rebeldes libios.

El informe estimó la cifra de cubanos refugiados en los Estados Unidos en los dos millones y un millón la de los venezolanos.

Al mismo tiempo “lamentó” el hecho de que al ser Cuba una isla, era más difícil introducir armas al país.

Admitimos que en ambos regímenes, tanto la Venezuela de Hugo Chávez, como la Cuba de los hermanos Castro son pasibles de profundas discrepancias a la hora defender las democracias, tanto de uno como de otro país.

Existen evidentemente aspectos muy cuestionables, sobre todo en Cuba donde no existe oposición, y en Venezuela donde ésta tiene grandes dificultades para funcionar.

Ahora bien, la cuestión es ¿Qué derecho tienen los Estados Unidos para intervenir en estas naciones?. ¿No son los propios ciudadanos los que tendrían que responder a estos cuestionamientos?.

Escuchar esta exhortación a intervenir deliberadamente contra los regímenes existentes, es al menos una imprudencia.

Ahora bien, teniendo conocimiento de lo que pasó en Medio Oriente, donde Estados Unidos llevó adelante una invasión, supuestamente buscando “armas químicas” que jamás existieron y obviamente jamás encontró, pero aprovecho para capturar y matar tras un juicio que dejó mucho que desear a quien gobernaba la nación y era acusado de llevar adelante un gobierno dictatorial, como Saddam Hussein.

Cabe entonces preguntarse ¿Qué es lo que está insinuando esta cadena televisiva acusada en muchas oportunidades de prestarse para hacer campaña a favor de los intereses del poder de su país?.

¿Exhortar a enfrentar y derogar un gobierno – en el caso de Venezuela al menos democrático aunque se le haga muchas críticas?

¿No es esto una flagrante intromisión?

Nos tememos, por varios motivos, que en estos momentos los intereses de los Estados Unidos estén mirando hacia el Sur, productor de alimentos y rico en recursos naturales que ni ellos, ni el mundo “desarrollado” en general han sabido preservar.

Es oportuno atender este tipo de “informaciones” que están por lo menos totalmente fuera de lugar.