Hiv Sida: la esperanza del control se robustece

Casi tres décadas atrás y doce años después de haberse descubierto el HIV/Sida, en el mundo, apareció el primer caso en el Uruguay. Hoy, cuando se cumplen cuatro décadas de esa nefasta aparición, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki- moon, sostiene que hay condiciones en el mundo como para ser optimistas en cuanto a la detención de la epidemia.

El Sida es una enfermedad sobre la que penden muchísimos intereses, factores que también han incidido para que no se hallara aún una cura a esta enfermedad.

Es que en algunos ámbitos, se la considera una enfermedad casi “bíblica”, en cuanto se la vincula estrechamente a una vida sexual desprolija, de infidelidad o desorden en ese aspecto. De allí que aunque no se lo diga específicamente se considera que quienes contraen la enfermedad lo hacen por su propia desprolijidad y son “culpables” de haberla contraído.

Quienes así piensan ponen todo en la misma bolsa, incluso a los bebés que son contagiados por madres portadores en el seno materno mismo y por lo tanto son condenados a nacer con el virus.

Los países más pobres han sido los más afectados por el Vih.

En segundo lugar, no debe desconocerse que uno de los principales problemas que enfrenta la humanidad en estos momentos es el crecimiento demográfico. A pesar de todos los esfuerzos y planes de control de la natalidad, la población mundial ha seguido creciendo y unas semanas atrás se confirmó la llegada del poblador número 7 mil millones.

No obstante se han ido dando pasos en la dirección adecuada para tratar de hallar una cura de esta enfermedad, una de las que cuesta más vidas humanas anualmente

En un mensaje por el Día Mundial del Sida, que se conmemora hoy, el titular de la ONU dijo que el progreso conseguido demuestra que se puede alcanzar el objetivo de “cero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes”.

Recordó que la cifra de nuevos contagios del virus descendió en más de un 20 por ciento desde 1997 y continúa a la baja, mientras que en África subsahariana, la región más afectada, la incidencia disminuyó en 22 países.

El titular de la ONU destacó que los tratamientos a los afectados han evitado la muerte de dos millones 500 mil personas desde 1985 y de 700 mil solo en 2010.

Ban Ki-moon reiteró los objetivos de la ONU de cara al 2015: reducir a la mitad la transmisión del virus por vía sexual, eliminar las nuevas infecciones en niños, suministrar tratamientos a 15 millones de contagiados y acabar con el estigma y discriminación de las víctimas del sida.

 Según un reciente informe del Programa de la ONU contra el Sida (Unaids, por sus siglas en inglés), alrededor de 35 millones de personas vivían con el VIH hasta finales del año pasado.

Añadió que las nuevas infecciones cayeron en un 21 por ciento desde 1997 y los fallecimientos por causas relacionadas con el SIDA disminuyeron en igual proporción desde 2005.

El estudio indicó que en 2010 el 47 por ciento de los 14 millones 200 mil afectados obtuvieron los antirretrovirales necesarios en los países considerados de mediano ingreso, lo que representa un incremento de un millón 350 mil frente a 2009.