Imprescindible actualizar las formas de combatir el delito

Resulta realmente difícil de entender la posición de algunas voces que se han hecho sentir por estos días en referencia a la utilización del sistema conocido como “El guardián” tecnología sofisticada en materia de comunicaciones que permite escuchas con mucha nitidez en condiciones incluso resguardadas también por tecnologías de avanzada cuando hay fundadas sospechas de estar ante bandas criminales de alto poder.
El Ministerio del Interior manifestó que este sistema fue el que permitió desbaratar las andanzas de un grupo ligado a uno de los cárteles mexicanos de la droga más poderosos en el mundo. Aunque el avance de la tecnología es tal que tenemos entendido que hoy las funciones que presta “El Guardián” son ya restringidas.
Si los que impulsaron la adquisición de esta tecnología hubieran pensado en qué temas podría ser de mucha utilidad, seguramente en el combate a la droga sería una de las razones fundamentales para aconsejar su adquisición.
Sin embargo, aunque antes de utilizarlo hubo que llegar a un acuerdo con la Suprema Corte de Justicia, cosa que se hizo, informando de todos los detalles y aspectos de su funcionamiento y en qué sería utilizado, lo insólito es que ahora haya voces del propio Poder Judicial que de alguna manera estén planteando sus discrepancias, porque aparentemente, a pesar de este acuerdo, faltó algún detalle para que la puesta en funcionamiento fuera totalmente autorizada.
Honestamente ya no entendemos más nada. Una cosa es que se pusiera en práctica para realizar actividades al margen de la ley, para escuchas no autorizadas o incluso para investigar o chequear la vida privada de alguien y otra que sea usado para lo que entendemos es correcto y adecuado, es decir, luchar contra las sangrientas mafias que han comenzado a operar en nuestro país.
Creemos que nos estamos volviendo más realistas que el rey. En estas mismas columnas hemos sostenido que resulta lastimoso comprobar como el delito avanza mucho más rápidamente que el sistema legal y las formas de protección y defensa que tienen los ciudadanos frente al delito.
Cuando ponemos este tipo de reparos, estamos precisamente incidiendo en este sentido y “jugando para el contrario”, para decirlo con términos futboleros.
No estamos ante un exceso, o un mal uso de la tecnología disponible en el país, sino frente a un caso en que cualquiera con uso de razón aprobaría. Si seguimos dormidos mientras la delincuencia avanza en el país, seguramente las mafias nos pasarán por encima, adueñándose definitivamente de lo que se supone debería de ser paz y tranquilidad de la ciudadanía.
Es hora de asumir las cosas tal como son, de dejarse de preámbulos y vericuetos legales que no hacen otra cosa que ir contra los intereses del ciudadano que aspira a tener seguridad, paz y tranquilidad.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...