Insistimos: por justicia con ellos

Porque fue el 1º de Abril de 1974 cuando los pueblos de Salto y Concordia, aún escépticos por tantos años de lucha infructuosa, vieron cristalizar la integración regional que desde hacía muchos años atrás los países de Uruguay y Argentina habían concretado para luchar conjuntamente por el aprovechamiento de los rápidos de Salto Grande con la construcción de la represa. Fue en esta fecha que se comenzó con los trabajos de construcción de la represa.
Porque fue el 1º de Abril de 1979 que cumplida la deforestación y el retiro de muchos ejemplares de la fauna autóctona de la zona (en este caso promovido por Hugo Galbarini Dondo) comenzó a formarse el lago que conforma el embalse de la represa.
Porque Salto Grande ha marcado un camino pionero y emblemático en la integración regional, con la unión de dos pueblos, como Concordia (Entre Ríos, Argentina) y Salto (Uruguay), que por encima de todo nacionalismo tonto y camisetero supieron unirse para luchar juntos por el aprovechamiento de uno de los recursos naturales más importantes con que la naturaleza nos ha beneficiado en la zona y que hasta entonces permanecía desaprovechado, salvo por su riqueza natural y pintoresca.FOTO de la EXPOSICION
Porque la construcción de la obra significó un antes y un después no sólo para la zona, durante su construcción alcanzaron a ser 5.000 los trabajadores que se desempeñaron en ella, sino especialmente para ambos países en materia energética. A la prueba está que en Uruguay la represa de Salto Grande ha alcanzado a generar, con el 50 por ciento de la producción que le corresponde (el otro 50% es de Argentina), hasta el 60 por ciento de la demanda energética del país.
Es por eso que desde hace muchos años insistimos en que el primero de abril debe ser declarado el día de Salto Grande, destinado a recordar una gesta histórica para la región.
No importa que hasta el momento hayamos estado reclamando en el vacío. Que hayamos estado solos en este reclamo. Mientras podamos seguiremos haciéndolo, porque entendemos que es lo que corresponde, sobre todo para honrar la memoria de tantos preclaros salteños y concordienses que supieron mover verdaderas “montañas” para ver cristalizada la obra.
Desde don Gregorio Soler en los últimos años del siglo XIX hasta todos los que compusieron la última integración del recordado Comité Popular Pro Represa de Salto Grande.
Esto sin olvidar que su sueño era otro: que la represa se constituyera en un verdadero polo de desarrollo regional, sueño que aún duerme en los escritorios de la burocracia…
(seguiremos con el tema) Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...