La ceguera de los grandes radicalismos

Ayer en estas columnas hacíamos referencia a la ceguera de los partidos políticos que cada vez vemos más distanciados de la ciudadanía, disputando posiciones antagónicas.
Es que nadie puede dudar que hoy existen dos Uruguay, uno para el PIT- CNT y el gobierno nacional, que maneja cifras estadísticas y demás y “otro” para la oposición que también maneja cifras y demás.
Nadie muestra la parte de la película que no le favorece. Ni uno ni otro dice toda la verdad. Existe una parte importante de los uruguayos que está enfrentando dificultades y penurias. La cuestión está en las causas y el grado de dichas penurias.
Existe por otra parte una porción importante de la población que también se ha visto favorecida e incluso está sacando provecho de la situación que otros padecen. Esto también hay que decirlo.
Mientras ambas posiciones radicales discuten y se agravian, hay gente que saca provecho de la situación.
Sacan provecho, en primer lugar los delincuentes, existe un sector de la delincuencia que difícilmente pueda recuperarse para ser transformada en sujetos valiosos para la comunidad.
Sacan provecho también los especuladores, que son capaces de aprovecharse de las penurias y la desgracia de otros compatriotas, comprando a precios de miseria.
Sacan provecho quienes prestan a intereses impagables y terminan por adueñarse de bienes y tierras de gente que no puede pagar.
Sacan provecho también esos uruguayos que han vivido y siguen viviendo con privilegios, disfrutando mientras a su lado hay compatriotas que siguen bregando por tener un trabajo y una vivienda digna.
De estas cosas habría que hablar, discutir y analizar para encontrar una salida que nos sirva a todos los uruguayos.
Pero mientras no haya un punto de partida, humilde, sensato, dispuesto a escuchar y aceptar que el otro puede tener parte de la verdad al menos, será muy difícil hallar salidas válidas.
Estamos a tiempo para iniciar este camino. Para hallar puntos en común entre todos los uruguayos con buena voluntad y para entender de una vez por todas que en materia de conducción política y de gobiernos nacionales rigen grandes intereses que suelen estar incluso por encima de los gobiernos de turno.
Cuando seamos capaces de ver esto. De analizar sobre qué bases, qué ideologías gira el mundo hoy “globalizado”, si es que algún día lo logramos, recién estaremos en condiciones de iniciar el camino.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...