La escalada es cada vez más notoria

Los robos de vehículos automotores, los atracos a mano armada eran hasta hace unos meses atrás hechos absolutamente inusuales y muy esporádicos en nuestra ciudad.

Sin embargo en las últimas semanas, casi coincidentemente con la llegada del nuevo año, han pasado a ser hechos frecuentes. Es como si alguien hubiera venido a “dar clases a fin de año”.

Los robos de automotores son conocidos, en cambio los atracos armados son lamentablemente más numerosos de los que llegan a conocerse a nivel público.

Esta escalada no nos sorprende. Mucho tiempo hace que hemos insistido en que vamos hacia el triste camino que tienen hoy comunidades de mayor porte.

Quizás lentamente, quizás arrancamos desde mucho más atrás, pero vamos en la misma dirección.

Hoy las rejas ya no aseguran nada más que de alguna manera vivimos “entre rejas”. A pesar de eso, se han cometido robos en casas enrejadas.

Los sistemas de alarmas, cada vez más sofisticados, que hoy pueden ser conectados incluso a un celular que “avisa” cuando esta se dispara, tampoco son garantía de que no seremos víctimas de atropellos.

En los últimos meses hemos pasado paulatinamente a incrementar el número de cámaras de filmación como un nuevo elemento de seguridad.

Sin embargo, en los dos últimos robos de camionetas y en reciente intento de asalto armado había cámaras de filmación que registraron las escenas, pero no fueron impedimento para que los delincuentes golpearan, concretando o intentando al menos sus acciones delictivas.

En otras latitudes se ha recorrido incluso un camino más extenso. Se ha llegado al blindaje de automotores y ciertos sectores de las viviendas, como dormitorios.

Algunos banqueros y directores de empresas muy importantes, se han instalado “chips” subcutáneos, que permiten su rastreo por GPS, tratando de evitar su ocultamiento por parte de secuestradores.

Cada uno de estos sistemas ha sido paulatinamente burlado y los delincuentes al menos intentan concretar sus nefastas acciones a pesar de ellos.

Es que la droga los “convence” de que todo lo pueden y lamentablemente muchas veces se salen con la suya.

Tampoco se trata de reprimir a mansalva, porque siempre será apagar el incendio, en lugar de prevenirlo. Aún suponiendo que se saque de la calle a todos los delincuentes que en estos momentos andan sueltos, sólo será cuestión de tiempo, no más que algunos meses probablemente, para que surjan nuevas “camadas” de ellos.

¿No será entonces hora de pensar en qué causas tiene el problema para tratar de conseguir una salida al menos a largo plazo?







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...