La gripe H1N1 plantea una encrucijada

La comprobación de la existencia de la temible fiebre H1N1 en nuestro país, que ya ha cobrado algunas vidas, no es un tema menor, al punto que las autoridades han elaborado un protocolo que suponemos de aplicación obligatoria (aunque no hemos hallado especificado este alcance), en todos los centros educativos del país, tanto públicos como privados.
Anualmente la recomendación gubernamental de vacunarse contra la gripe en este tiempo, ante la proximidad del invierno, tiene un bajo acatamiento, dado que a nivel popular existe la convicción de que “mucha gente se vacuna y contrae gripe.
Este año inicialmente asistimos a la misma situación, sólo un 25 por ciento de la población de riesgo, a la que se recomienda vacunarse lo había hecho efectivamente cuando se comprobó la existencia de la gripe H1N1 y hoy estamos asistiendo a una corrida de gente que procura vacunarse, corrida que ha desbordado la previsión normal de vacunas en el país.
Es una característica de los uruguayos dejar todo para último momento, aún aquellas personas que optan por vacunarse, siguiendo el consejo de las autoridades, concurren en los últimos días, no tienen apuro ninguno.
Para muestra basta un botón. En Salto el personal vinculado a la salud, es decir, médicos, enfermeras y demás funcionarios, comprende una masa de alrededor de 2.000 personas que está entre el grupo considerado “de riesgo” y por lo tanto debería vacunarse.
De estas 2.000 personas sólo un 10 por ciento había concurrido a vacunarse en los días previos a la confirmación de los casos de la fiebre H1N1.
Ni que hablar que igual o peor situación aún se da entre las personas de más de 65 años. Es que no sólo hay desidia, sino que también hay ignorancia en mucha gente que se sigue manejando por la opinión de vecinos o de gente que no tiene formación alguna en salud y desechando la opinión de profesionales y autoridades sanitarias.
Hay que entender que esta vez estamos ante una situación muy particular, la fiebre que nos afecta es una enfermedad de alto riesgo, que ha cobrado ya cuatro vidas en el Uruguay y once en Argentina y nos pone en la encrucijada de vacunarse o arriesgar en alto grado a contraer la enfermedad.
No se trata de una gripe mas, sino de una enfermedad complicada. La vacuna contra la gripe, si bien no garantiza que no vayamos a engriparnos, porque previene contra cuatro de las diez cepas de la enfermedad que se conocen, disminuye las posibilidades de enfermarnos y nos protege específicamente contra ella.
Por lo tanto vacunémonos y estaremos haciendo lo correcto.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...