La integración bien entendida

Uno de los aspectos evaluados como una muestra de la mejor integración regional a la que debería apuntarse, se dio en ocasión de uno de los encuentros entre centros comerciales del litoral del Río Uruguay y fue la experiencia existente en cuanto a la relación de los servicios públicos de Paso de los Libres y Uruguayana, entre Argentina y Brasil.

Tanto los servicios de salud, como otro tipo de servicios de integración, vial y demás se manejan en forma complementaria, apoyándose mutuamente.

Es este, a nuestro entender el camino correcto, a la integración bien entendida.

Sin embargo en los últimos días tuvimos conocimiento de la denuncia de la Federación Médica de Río Grande del Sur a un médico especialista uruguayo, anestesista, que se desempeña en un hospital brasileño, función a la que fuera especialmente invitado a desempeñar por autoridades sanitarias locales.

Cuando observamos esta última situación, nos preguntamos si realmente seremos capaces de integrarnos, de compartir y de pensar en el colectivo, regional antes que en la individualidad de país.

Para lograr una verdadera integración es necesario superar las barreras localistas, las barreras de celos y de falsos escrúpulos para servir con honestidad y sin recelo alguno a los intereses de las poblaciones.

Integrar significa abarcar más, abrir la cabeza para entender que si seguimos determinadas bases de convivencia podríamos superar los acotados límites que nos hemos impuesto los propios seres humanos.

Difícil debe ser entender como se explicaría a los pacientes de centros de salud de que no hay especialistas, porque la visión desintegradora no lo permite.

Es difícil entender que aún queda gente que prefiere bloquear y cerrar o impedir puentes, en lugar de tenderlos y abrirlos para que la integración regional sea una realidad.

Igualmente difícil resulta entender cómo y por qué, a  pesar de todas las dificultades que enfrenta el MERCOSUR, los gobiernos del área siguen creyendo y apuntando a la conformación del bloque regional, como salida a las limitantes que enfrenta la región.

Los servicios de salud constituyen una de las áreas más sensibles en la integración regional. Es más, el ofrecimiento recibido por el presidente venezolano Hugo Chávez para ser atendido de su enfermedad en Brasil, como antes lo fue su colega paraguayo Fernando Lugo, debería de servir de ejemplo en cuanto al concepto de integración.

Lamentablemente para que la integración regional prospere deberá vencer y erradicar este tipo de falsos localismos que tienden más a encerrarnos y aislarnos que a abrirnos hacia la región y el mundo.







El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2018
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • Otras Noticias...