La leishmaniasis: una espada de Damocles

La situación que se plantea en Salto en relación a la Leishmaniasis es una verdadera espada de Damocles, símil utilizado desde la antigua Grecia en referencia a un peligro inminente.
Según cuenta la anécdota Damocles era un cortesano que envidiaba los privilegios de su rey. Este en conocimiento de la situación decidió dar a Damocles sus privilegios, preparó un gran banquete, puso a Damocles en la cabecera de la mesa, lugar que le correspondía al rey y todo iba muy bien para el cortesano, hasta que mira hacia arriba y ve que sobre su cabeza perdía una afilada espada atada únicamente por una crin de caballo.
A Damocles se le quitó el apetito y entendió que el rey no tenía sólo privilegios, sino que siempre estaba expuesto a peligros y riesgos inminentes.
La similitud con la espada colocada sobre la cabeza de Damocles viene al caso porque como la Leishmaniasis para los salteños es un peligro inminente.Todavía no se ha encarado una lucha frontal como la situación aconseja, a pesar de que se ha manifestado y compartido la necesidad de hacerlo, la burocracia ha impedido asumir la emergencia como tal.
Desde cinco años atrás que se ha detectado la presencia del vector que transmite al picar a un animal reservorio y luego a un humano, la enfermedad que es causada por un parásito.
También se ha detectado la presencia de este parásito sobre todo en canes, aunque no son éstos los únicos animales reservorios y de acuerdo a la información de Salud Pública, también se han detectado y sacrificado animales que ya han desarrollado la enfermedad.
Vale decir que únicamente falta detectar la enfermedad a nivel humano y como ha sido una enfermedad que no ha estado presente en la región, no es habitual que se hagan las reacciones aconsejadas en casos que pueden ser sospechosos de esta enfermedad.
De todas formas, como hasta el momento no se habían contactado casos autóctonos en perros de la ciudad la cuestión no urgía, pero lamentablemente hoy no sólo que han aparecido casos autóctonos, sino que se llevan sacrificados muchos canes en la zona de Arenitas Blancas y no hay registros sobre la existencia o no de canes con la enfermedad en otros puntos de la ciudad. En pocas pabras, no se sabe si existen o no otros casos, pero el vector está presente en otros lugares.
Esta es la espada de Damocles que tenemos hoy en Salto y urge deshacernos de ella.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...