La oposición debe estar representada en todos los directorios de empresas públicas

El papel de la oposición en los directorios de las empresas públicas es imprescindible. No nos gusta que no haya representantes de la oposición en algunos directorios.
Concretamente, de acuerdo a lo que ha trascendido el gobierno electo no estaría dispuesto a dar lugar a integrantes de la oposición en los directorios de empresas que cumplen un rol social.
Una de ellas es el Instituto Nacional Colonización, donde a priori se establece que se eliminaría la exigencia de que el colono y su familia viven en el predio arrendado. Entendemos que cuando hay motivos fundados (como el hecho de ser parlamentario y vivir cerca del Palacio Legislativo donde se desempeña), se establecen las excepciones del caso, cosa que creemos absolutamente justificada.
La cuestión es que conocemos casos en que se ha comprado un predio de colonización de más de 70 hectáreas, en una colonia distante no más de media hora de la ciudad, con casco y monte de citrus, por algo así como 8.500 dólares.
Si no hay error alguno, es que el beneficiado fue un íntimo amigo del entonces presidente del INC que pagó la base que se pedía por dicho campo, que según se nos explicó vale por lo menos unas 50 veces más.
Lo que tememos es que al no haber representante de la oposición en estos directorios, se preste para estos chanchullos.
Precisamente lo que no vemos es argumento válido alguno para omitir estas representaciones que son absolutamente minoritarias, pero su sola presencia puede significar un freno a estas acciones.
La denominada coalición multicolor tiene por delante un gran desafío puede ser la última oportunidad de gobernar el país por parte de la derecha y de centro derecha, según su definición, pero también es sabido que de fracasar será muy difícil que vuelva a tener una oportunidad como la que hoy se presenta.
No creemos que la alternancia en el poder de por sí sea mala. Lo que no nos convence es que no se exprese con claridad de que manera se garantizará honestidad y justicia social en las acciones de todos los nuevos integrantes del gobierno nacional.
No hay vacuna contra la corrupción que aqueja a todos los gobiernos del mundo, pero hay formas de control que si se aplican debidamente disminuyen notoriamente estas posibilidades. De esto se trata.
A.R.D.