- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La pobreza en la mira

La pobreza en América Latina es uno de los males más dramáticos y de acuerdo a los estudios recientemente difundidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), habrá 39 millones de pobres más a fines del año próximo como consecuencia de la crisis económica global.
La OCDE señala que quedarán virtualmente anulados todos los progresos obtenidos en los cinco años que precedieron a la crisis. La pobreza aumentará casi 7 puntos antes de fines de 2010, precisó.
Un total de 189 millones de latinoamericanos vive en la pobreza, un 34% de la población total de unos 550 millones, según el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), divulgado hace varios días.
La OCDE calculó que el PIB per cápita caerá 3,6% en 2009 y crecerá un 1,3% en 2010. El informe está centrado en la gestión de la emigración y de las remesas como un factor de desarrollo.
Precisa que casi 25% de las personas nacidas en el extranjero y que habitan en la OCDE son latinoamericanos, las que han sido duramente afectados por la destrucción de empleo durante la crisis, dado que se concentran en sectores muy golpeados, como la construcción y el turismo.
Indicó que por este motivo, según las estimaciones de agosto de 2009 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las transferencias privadas (remesas) hacia la región se reducirán en un 11% en dólares corrientes.
Los informes conocidos en referencia Uruguay lo ubican como uno de los países que mejor se ha desempeñado frente a la crisis del año anterior que sacudió a los países más poderosos, económicamente hablando.
De todas formas, esto no significa que estemos bien ante la pobreza.
Tanto es así, que entre los objetivos adelantados por el  gobierno electo para los próximos cinco años ocupa un lugar destacado el acentuamiento de la reducción de la pobreza.
Esta no pasa sólo por la asistencia a los conciudadanos con mayores necesidades, sino que tiene que ver con temas como la vivienda digna, la asistencia a la salud, el trabajo, temas en los que seguramente hay aún mucho por recorrer.
Por estos días se ha señalado que el presidente electo tiene prácticamente conformado el gabinete ministerial que habrá de secundarlos en el gobierno.
El pueblo uruguayo que lo ha respaldado por una neta mayoría tiene muchas esperanzas en que los planes sociales apunten fuertemente en este sentido.
Sería bueno que luego del tiempo prudencial para la conformación del equipo humano y el análisis de los temas que se consideran proritarios, Mujica y su gente los difundieran debidamente.
Las mejores posibilidades de obtener un respaldo sólido en la ciudadanía, surgen de planes claros, concretos y debidamente conocidos.
Sin prisa, pero también si pausa, sería conveniente que se así se asumiera. Por el momento tenemos la impresión de que se ha comenzado a trabajar fuertemente.