- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

La región por encima de la comarca

Una de las tentaciones fáciles y de los errores frecuentemente cometidos en el pasado en nuestro departamento, ha sido el de un localismo exacerbado.

Quizás motivado por rivalidades que bordean el fanatismo, sobre todo en lo deportivo, caímos en determinado “salteñismo” que lejos de beneficiarnos en el concierto nacional, nos creo cierta fama de “agrandados” o de “orgullosos”, cosa muchas veces hueca de contenido, pero impulsada por aquello de “cría fama y échate a dormir…”.

Esta visión localista minúscula, no nos deja ver más allá de los límites del departamento, de los antojadizos límites fijados por cuestiones administrativas, de organización, de la necesidad de manejar la nación en forma más práctica y nada más.

Viene al caso desde el momento en que el respaldo al proyectado IMAE requiere necesariamente de una visión regional como argumento central, pero también porque las pocas posibilidades de desarrollo y de mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la zona toda, pasan por una visión que trascienda las fronteras, incluso que sea capaz de reunir en proyectos importantes, el río Uruguay y el propio río Cuareim.

Nos ha quedado gravado en estos días, el fraterno abrazo del presidente brasileño Luis Inacio da Silva “Lula”, un obrero metalúrgico que llegó a la presidencia de la más grande y poderosa nación sudamericana, con José Mujica “Pepe”, un ex guerrillero, que supo abandonar la lucha armada para recorrer el camino de la democracia en el país más chico de América del Sur.

Más allá de la innegable afinidad ideológica existente entre ambos mandatarios, ambos comparten un concepto de integración que ha triunfado sobre bases firmes y convincentes tanto en uno como en otro país.

El mismo concepto regional es el que se requiere para el mejor aprovechamiento de recursos que nos pueden poner en otra situación. Una visión geopolítica sobre el aprovechamiento por ejemplo, de un mercado argentino uruguayo, con epicentro en Salto que reúne cerca de un millón de personas, si sumamos toda la región.

La misma visión que se requiere, por ejemplo, para el aprovechamiento de lugares con mucho contenido histórico, como la Meseta de Artigas, o El Hervidero y la zona del campamento artiguista de Purificación, con el Ayuí, poco al Norte de la ciudad de Salto, elegido por el prócer para vadear el río hacia Argentina en la célebre gesta de “La Redota”.