La tolerancia cero al alcohol

Una de las mas duras batallas seguramente que habrá de enfrentar el gobierno del Dr. Tabaré Vázquez será la del consumo de bebidas alcohólicas.
La comisión multisectorial formada para analizar el tema, la encabeza el propio presidente de la República, acaba de adoptar una resolución que determina que desde el 15 de mayo próximo habrá “tolerancia cero” de alcohol en la sangre para todos los conductores.
Se trata seguramente de una medida más polémica aún que la antitabaco, debido a que la tolerancia cero, determina que quienes conducen ni siquiera podrán tomar una copa de vino en un almuerzo, por ejemplo.
Una cosa es el consumo prudente, y otra la tolerancia cero. Esto significa todo un cambio cultural incluso porque es tradicional que al inaugurarse cualquier evento haya un brindis, esto es una copa de vino o de champán y obviamente que la enorme mayoría de quienes participan de estos eventos conducen sus propios vehículos.
Por lo tanto, o se eliminan los brindis con bebidas alcohólicas o quienes participen en ellos deberán manejarse en taxímetros o vehículos conducidos por personas que no han bebido.
Nadie puede discutir que el alcohol es uno de los principales elementos que se señalan como causantes de accidentes, generalmente de gravedad y por lo tanto eliminar su ingesta por parte de quien empuña un volante es una medida razonable y coherente.
Se nos puede decir que todo es cuestión de límites y seguramente que quien así piensa tiene fundados motivos para ello, pero la realidad indica que si embargo la reducción del porcentaje de alcohol tolerado en la sangre (actualmente de 0,3 gramos por litro de sangre), no ha servido de mucho, porque siguen produciéndose siniestros de gravedad en los que sus protagonistas acusan un alto grado de alcohol en la sangre.
Bajar de 0,3 a cero, no servirá de mucho si no se realizan los controles correspondientes. Además la medida facilita la fiscalización, dado que lo que mide tanto la Policía como los inspectores municipales es el aliento alcohólico, es decir, mediante la espirometría se detecta si hay alcohol o no en el aliento de la persona.
Obviamente que cuando exista presencia de alcohol en el aliento, hay también en la sangre, aunque en este caso para obtener la prueba debe aguardarse un tiempo mayor, según nos consta.
Seguramente que el 15 de mayo se iniciará un largo y polémico camino para todos los uruguayos, pero el hecho de que se evite así sea un solo siniestro de gravedad con esta medida, justifica la decisión.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...