- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Larga vida al libro y al papel

Desde que el escultor Johannes Gutemberg inventó los tipos (letras y signos) móviles hace de esto ya varios siglos, la impresión del papel ha sido un gran legado a la humanidad. Días pasados se festejó el Día del Libro, con el recuerdo en particular para el célebre escritor español Miguel de Cervantes Saavedra, autor de uno de los libros de mayor difusión en el mundo.
En nuestros días el libro ya estaba amenazado por la competencia de los medios digitales, cuando llega la pandemia del coronavirus COVID – 19, estableciendo una nueva amenaza para los libros papel que atesoran sobre todo las bibliotecas.
En estas columnas nos hemos expresado al respecto. La competencia de los medios digitales, que lleva ya varios años, demostró que no será fácil desplazar al libro y todo material impreso en papel, como los diarios, los folletos, los boletines, las listas y demás.
Ahora el papel está “acusado” de hallarse entre los temibles difusores del virus, debido a que pasa por muchas manos antes de imprimirse e incluso luego de impreso.
No ignoramos que el riesgo existe y tal como reconocen los científicos, el papel puede ser difusor, pero eliminar esta posibilidad es muy fácil, si asumimos la recomendación de lavarnos las manos correctamente luego de manipularlos.
Si el lector de diarios papel está habituado a tenerlo, comentarlo, compartirlo, nada como un libro sobre todo para estos tiempos de confinamiento. La cuestión está entonces en manejarse debidamente.
La “condena” de que ha sido objeto exageradamente el papel habrá de pasar también, porque no creemos que se cuente entre lo que no podremos recuperar una vez que pase la pandemia, hoy tenemos una situación particular, en que nos podemos abrazar. ni besar, tampoco acercarnos ni compartir determinadas cosas, pero nos resistimos a denominar esta situación como “la nueva normalidad”. Esto es para nosotros algo anormal y provisorio, porque no podemos concebir a los uruguayos sin poder compartir un fuerte abrazo entre amigos y familiares.
El papel tendrá que superar también esta prueba, pero creemos que lo hará satisfactoriamente sobre todo porque toda una generación de uruguayos lo ha sabido valorar y reconocer, a la letra escrita como depositaria preferente de la confianza popular.
Tanto es asó que cualquier negocio serio e importante, hasta el momento no se asume por completo hasta que no se ve reflejado en un escrito, lo mismo sucede con un fallo de la Justicia o cualquier otro compromiso asumido.
Es por eso que a pesar de todo, auguramos larga vida al papel.
A.R.D.