Las algas son sólo un aviso

Las playas idílicas y las aguas turquesa desde la República Dominicana, en el Norte, hasta Barbados, en el Este, y los balnearios caribeños de México, se ven afectadas por una invasión de algas en descomposición que despiden un fuerte olor y atraen pulgas de mar.
La situación podría alcanzar niveles críticos en la región del mundo más dependiente del turismo. Las algas, conocidas como sargazos, se han venido depositando en las costas del Caribe desde tiempo inmemorial, pero los investigadores advierten que en los últimos años, la cantidad ha aumentado considerablemente.
Según la agencia de noticias AP, la invasión de sargazos este año ha sido tan severa que algunos turistas han cancelado sus viajes y los legisladores de Tobago, por ejemplo, la calificaron de desastre natural.Las autoridades de varios países afectados están desembolsando fondos de emergencia para limpiar las playas y despejar las algas, que en algunos casos han llegado a formar acumulaciones de hasta tres metros en las playas, han obturado cuevas marinas y han desprendido botes de sus amarras.
(La Nación, Argentina, 16/8/2015)
Añade la versión aludida que: “Este ha sido el peor año. Realmente necesitamos un esfuerzo regional porque estos sargazos podrían terminar afectando la imagen del Caribe”, advirtió Christopher James, director de la Asociación de Hoteles y Turismo de Tobago. Se han esgrimido varias teorías acerca de la causa del fenómeno que, según los científicos, comenzó en 2011. Se atribuye entre otros motivos al calentamiento del océano y a alteraciones de corrientes oceánicas debido al cambio climático. Algunos investigadores creen que se debe sobre todo a la mayor cantidad de nutrientes y contaminantes que llegan al mar, incluso fertilizantes con nitrógeno y aguas servidas.
Tiempo atrás un informe periodístico de EL PUEBLO, recogía la opinión de expertos de la Universidad de la República en Salto que no dudaban en señalar que gran parte del problema se debe al uso de detergentes y otros productos químicos de uso doméstico que seguimos usando prácticamente en todos los hogares despreocupadamente.
Las consecuencias son estas y si no tomamos el tema ambiental en su conjunto seguramente vamos directamente camino al desastre. La vida en los mares está seriamente afectada por diversos factores y mientras sigamos mirando para otro lado el daño seguirá avanzando.
La proliferación de las algas es sólo un aviso más…
Alberto Rodríguez Díaz