Lo más sensato que hemos escuchado

De acuerdo a lo que hemos podido saber, el Sindicato Unico de la Construcción SUNCA, ha llegado a un acuerdo para poner en práctica la incorporación de un adolescente, de los que habitualmente son denominados «menores en conflicto con la ley», por cada obra en la que se halle trabajando.

La experiencia no es nueva, porque otros sindicatos de trabajadores también están realizando experiencias con adolescentes infractores en condiciones muy similares y con buen éxito.

La experiencia del SUNCA tiene varios factores acertados, por ejemplo, el hecho de que el menor, sólo uno por obra, será puesto a trabajar al lado de uno del capataz u oficial de la obra y por lo tanto será uno sólo por cada obra.

Se le irá enseñando el oficio y seguramente el trabajo, que es el mejor remedio para todos los conflictos sociales, significará un aporte muy valioso en el tema.

Mucho es lo que se habla, lo que se condena a los menores y lo que se pide que se los ponga cuanto antes en la cárcel, pero pocas son las voces que se escuchan manifestando su disposición a aportar para participar en una solución.

Mientras se siga creyendo que la salida está en la mano dura, en la represión, en el aislamiento y la reclusión de los adolescentes, a los que luego seguirán los niños, no hallaremos una salida adecuada.

Sería interesante observar qué es lo que ha sucedido en otras latitudes, donde estas medidas fueron puestas en práctica mucho antes.

Sigue habiendo problemas y nos atreveríamos a decir que incluso en muchos casos son más graves aún de los que tenían antes de adoptar estas medidas. Basa mirar lo que ha sucedido en muchos centros de estudios, donde incluso los propios niños han sido víctimas de estos actos demenciales, para detenernos a analizar qué es lo que sería aconsejable realizar.

El aporte de los trabajadores en estos sindicatos no se puede desconocer. La participación y el compromiso para hacerse cargo de alguna manera de los adolescentes infractores, es mucho más difícil de encontrar incluso que el aporte económico.