Lo que nos faltaba: el citrus en alto riesgo

Allá por la década del 70, cuando comenzaba a aparecer la cancrosis (también conocida como cáncer del citrus), recordamos que vino a Salto el Dr. Ary Salibe, experto brasileño al servicio de la FAO y sentenció “en diez años Salto puede tener los mejores citrus del mundo o su citricultura habrá desaparecido”. La opción estaba en la entrada o no de la plaga que ya hacía estragos en la región.
La lucha fue dura, aparecieron diferentes líneas de acción. Desde el gobierno se decretó la erradicación de determinado radio alrededor de las plantas enfermas, lo que dizmaba las plantaciones y no daba certeza alguna de erradicación, mientras que algunos grupos de productores sostenían que había que convivir con la plaga, que no era nociva para la salud humana.
Pero la cuestión esencial no sólo era lo que afectaba la fruta, en su aspecto y en su calidad de contenido de jugo y demás, sino que los mejores mercados internacionales no aceptaban fruta con rastros de esta enfermedad, dado que la plaga se trasmitía fácilmente e incluso permanecía en la tierra por determinada cantidad de años.
Nadie ignora que la principal fuente laboral y de producción que existe en el departamento es la citricultura.
Desde que ésta descubrió Europa y Europa descubrió los citrus de Salto, que se convirtió en la característica del departamento mismo y que quienes somos de Salto seamos conocidos en el país como “naranjeros”.
Hoy el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ha sostenido que son alrededor de 17.500 personas las que trabajan en el área. Es que hay que tener cuenta lo que es el cultivo, la producción y el empaquetado de la fruta para la exportación. En cada una de estas áreas se requiere mucha mano de obra y felizmente las máquinas no han avanzado mucho en el área.
Hoy el ministro está sumamente preocupado por la existencia de otra plaga tan o más grave que el cancro cítrico, como es el hecho HLB (Huanglongbing o enverdecimiento de los citrus) es una enfermedad bacteriana que produce frutos amargos, incomibles y causa la muerte de la planta. Está presente en toda región y llega hasta California, en los Estados Unidos donde fue descubierta.
Salibe alertaba que Salto es sumamente vulnerable al ingreso de estas plagas, debido a la existencia de un río muy estrecho y del alto tránsito de personas, vehículos y hasta de las aves en la región.
Este es el tema precisamente.
El Ministro Aguerre está pidiendo urgentemente la presencia de brigadas militares en la frontera para disminuir el riesgo de ingreso de materiales, vehículos o personas que pudieran transportar la bacteria.
Es lo menos que se puede hacer mientras estemos a tiempo de hacerlo.