Los crímenes que no deben quedar impunes

Los que hacen “bandera con la guerra”, procurando aparecer como los pacifistas, los justos y razonables y tratan de acusar a sus rivales de todo lo contrario, me tienen harto.
Por estos días los Estados Unidos apuntan todas sus baterías a condenar y enchastrar el máximo a Rusia, responsabilizándola de aportar las baterías de misiles desde la que se habría arrojado el arma letal contra el vuelo de Malasya Airlines produciendo casi 300 muertes.
De acuerdo a lo que hoy se sabe, existen muchas posibilidades que así haya sido y el hecho es absolutamente condenable,  porque a propósito o no, se trata de una matanza de inocentes.
Pero Estados Unidos no debería ni siquiera aparecer en este tema, porque nadie ignora que es la nación que protege o mira para otro lado al  menos todas las acciones bélicas de Israel, acciones que en estos momentos han dejado ya más de 400 muertos, 13 de ellos israelíes y los restantes palestinos. Esto también es una matanza y debería de ser condenada exactamente igual a la otra.
Todas las acciones que suponen la muerte de inocentes son inaceptables y pretendemos opinar a la ligera sobre los motivos que pueden tener o argumentar al menos los participantes ene stas guerras.
Para nosotros sencillamente pretender resolver los conflictos mediante el uso de las armas de guerra, cada vez más letales y demenciales, es volver a la barbarie.
Cada uno de los estos actos tiene responsables directos y lo mejor que puede hacer la humanidad es seguir investigando y determinando las responsabilidades en cada caso. Claro está si quienes investigan son los que tienen igual o similar conducta en otros casos, es absurdo, sólo tratarán de sacar rédito hacia sus intereses y enchastrar al máximo posible a sus contendientes, cuando en realidad sus acciones y sus intereses son los mismos.
Midamos con la misma vara, porque el tiempo que quienes engañaron a los hombres de esta tierra vendiéndole espejitos de colores ya no tienen lugar entre nosotros.
Quienes siguen negociando con la guerra tienen que admitir que el mundo de hoy por lo  menos no es tan ingenuo…
Las nuevas tecnologías nos permiten aproximarnos lo máximo posible a los responsables de cada acción, porque hoy es difícil ocultar estos crímenes y por lo tanto si queremos saber quienes son sus autores y responsabilizarlos debidamente, resulta más factible.
Por lo tanto la cuestión de fondo es saber si realmente estamos interesados en llegar al fondo de estos asuntos.
Alberto Rodríguez Díaz

Los que hacen “bandera con la guerra”, procurando aparecer como los pacifistas, los justos y razonables y tratan de acusar a sus rivales de todo lo contrario, me tienen harto.

Por estos días los Estados Unidos apuntan todas sus baterías a condenar y enchastrar el máximo a Rusia, responsabilizándola de aportar las baterías de misiles desde la que se habría arrojado el arma letal contra el vuelo de Malasya Airlines produciendo casi 300 muertes.

De acuerdo a lo que hoy se sabe, existen muchas posibilidades que así haya sido y el hecho es absolutamente condenable,  porque a propósito o no, se trata de una matanza de inocentes.

Pero Estados Unidos no debería ni siquiera aparecer en este tema, porque nadie ignora que es la nación que protege o mira para otro lado al  menos todas las acciones bélicas de Israel, acciones que en estos momentos han dejado ya más de 400 muertos, 13 de ellos israelíes y los restantes palestinos. Esto también es una matanza y debería de ser condenada exactamente igual a la otra.

Todas las acciones que suponen la muerte de inocentes son inaceptables y pretendemos opinar a la ligera sobre los motivos que pueden tener o argumentar al menos los participantes ene stas guerras.

Para nosotros sencillamente pretender resolver los conflictos mediante el uso de las armas de guerra, cada vez más letales y demenciales, es volver a la barbarie.

Cada uno de los estos actos tiene responsables directos y lo mejor que puede hacer la humanidad es seguir investigando y determinando las responsabilidades en cada caso. Claro está si quienes investigan son los que tienen igual o similar conducta en otros casos, es absurdo, sólo tratarán de sacar rédito hacia sus intereses y enchastrar al máximo posible a sus contendientes, cuando en realidad sus acciones y sus intereses son los mismos.

Midamos con la misma vara, porque el tiempo que quienes engañaron a los hombres de esta tierra vendiéndole espejitos de colores ya no tienen lugar entre nosotros.

Quienes siguen negociando con la guerra tienen que admitir que el mundo de hoy por lo  menos no es tan ingenuo…

Las nuevas tecnologías nos permiten aproximarnos lo máximo posible a los responsables de cada acción, porque hoy es difícil ocultar estos crímenes y por lo tanto si queremos saber quienes son sus autores y responsabilizarlos debidamente, resulta más factible.

Por lo tanto la cuestión de fondo es saber si realmente estamos interesados en llegar al fondo de estos asuntos.

Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2018
L M X J V S D
« sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

  • Otras Noticias...