Más allá de lo emotivo

El acto de proclamación de las nuevas autoridades que habrán de dirigir el destino del departamento desde el 9 de julio próximo que fuera efectuado el viernes último en el Teatro Larrañaga, tuvo, como es habitual mucha emotividad, y esto es lógico, normal y entendible que así sea, pero esto no debe llevarnos a la confusión del significado y del alcance que surge de esta instancia.
Nos explicamos. La proclamación de las autoridades en un sistema democrático es un acto muy significativo. Significa entre otras cosas y en primer lugar que toda la ciudadanía y el sistema político acepta y asume el resultado del acto electoral, con sus respectivos ganadores y perdedores.
Es un sistema normal y tranquilo, como el que tenemos en estos momentos los uruguayos, esto parece un aspecto nimio, hasta “natural”, si se quiere, pero quienes supimos vivir momentos de profundas diferencias, de discrepancias que llegaban incluso a los enfrentamientos y no sólo dialécticos, sabemos del valor que tiene el clima de paz y orden electoral de que gozamos hoy con el mayor respeto a todos los derechos ciudadanos.
Pero es también un indicador que dentro de una democracia lo correcto es por parte de quien deja el poder en estos momentos, que proporcione y facilite a sus continuadores toda la información y los detalles que hacen a la conducción del gobierno departamental.
Lamentablemente esto no siempre ha sido así. Mas diríamos, prácticamente nunca se ha dado de esta forma, porque no siempre el perdedor acepta y asume de la mejor forma la derrota, apareciendo dispuesto a facilitarle las cosas a quienes fueron sus adversarios políticos.
De todas maneras, aunque el corazón esté candente por la emoción, es a la cabeza a quien corresponde con toda frialdad la toma de decisiones que corresponden a la conducción.
Pero es buen índice para todo el mundo y en particular para la comunidad que integramos, que las transiciones se hagan civilizadamente, con tranquilidad y en orden.
Ya habrá tiempo para analizar y decidir l os pasos siguientes que seguramente pueden acarrear roces y enfrentamientos.
Lo importante es disfrutar de lo que hoy tenemos y saber defender la democracia como corresponde, porque es como los miembros del cuerpo humano, sólo cuando los perdemos entendemos cuanto valor tienen.
Ojalá nunca vuelva a pasarnos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...