Más allá de los políticos, que no muera la política

Por estos días se ha dado una especie de cacería de brujas, de esas en las que yo no creo, pero que las hay las hay, tras la detección de familiares, amigos y ‘áinda mais´ y conste que estamos totalmente de acuerdo y compartimos los esfuerzos que se hacen por lo menos para echar luz sobre temas en los que parecen estar totalmente de acuerdo todos los partidos políticos. Al punto que nadie se salva de los casos que han trascendido a la opinión pública.
En este tema descubrimos la mediocridad y la miseria humana. Vemos que hay quienes pretenden mostrar la parte de la película que los favorece o sencillamente no los perjudica directamente.
Es lo más lamentable, porque todos, absolutamente todos los partidos políticos están salpicados por esta corruptela. Todos han aprovechado, ya sea por la vía de la designación directa, los pseudos cargos de confianza o similares, para hacer ingresar a la opinión pública a familiares, amigotes o similares con verdaderos sueldones.
No hay partido político alguno que se salve de esta corruptela. Los que están hoy y los que han estado y probablemente también los que vengan tendrán sobre sí esta espada de Damocles. Es que indirectamente, a pesar de los que digan las encuestas, el pueblo uruguayo es corrupto y la enorme mayoría de nosotros ponemos el grito en el cielo cuando se destapan estos casos, pero nada decimos cuando el beneficio es un familiar o un amigo.
Además muchas veces tenemos la esperanza que tal o cual amigo que anda bien en la política, y con el cual “somos íntimos” nos tire una migaja, llámese un puestito o una licitación, si llega al poder.
Esto de por sí es lamentable, pero lo más lamentable de todo es que el gran perjudicado de todo esto es el sistema político. Esto le hace mucho mal a la política. Tanto es así que cada vez escuchamos más frecuentemente aquello de que los políticos son todos iguales. Esto es lo inadmisible. En primer lugar porque no todos los políticos son iguales, aunque sean muy parecidos y cada uno por su parte se considere “la excepción…”. Unos se corrompen y otros miran para otro lado…
Nosotros tenemos muy claro que la política, si bien está sujeta a las personas que la asumen, como toda actividad humana, la política bien encarada y debidamente entendida es una de las actividades más nobles y altruistas que puede ejercer la persona humana, porque se trata de hacer el bien a los demás, de procurar un país mejor para todos y no sólo para familiares y amigos.
Así de simple.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...