Más sobre el trabajo y la falta de preparación

Prosiguiendo con el análisis del tema del trabajo juvenil, creemos que es importante profundizar un poco más en las posibles causas de los índices de desmotivación que  revelan las estadísticas, en cuanto al estudio y la preparación a la hora de adquirir conocimientos.

De diversas maneras la sociedad hoy les inculca a nuestros niños y adolescentes la necesidad de “ganar o ganar”, de tener, antes que de ser.

Poco importa la forma en que se obtenga el dinero, la fama u otros bienes considerados “imprescindibles” para estar acorde a nuestros días.

Así es como hoy la computadora (PC) que llegó a Salto hace poco más de 20 años, ya es una antigüedad y tener una “es un quemo”.

Primero le dio paso a la pantalla plana y en nuestros días está ganando un enorme terreno la computadora portátil.

Ni que hablar de la tecnología que nos llega a través de los celulares, cada vez más completa y compitiendo en más terrenos. Hoy son ya una pequeña computadora, con grabadora de voz, además de máquina fotográfica y filmadora.

Les hemos inculcado o lo que es peor quizás, hemos permitido pasivamente que se les inculcara, que “lo que importa es tener”, no importa a que precio, porque “el fin justifica los medios…”.

Todo esto se enmarca en un desenfrenado consumismo que nos lleva prácticamente a desesperarnos a la hora de tratar de llegar a estos bienes, porque sin darnos cuenta, también nosotros pasamos a ser un elemento más de la vorágine de esta cadena…y una vez que ingresamos a ella, es muy difícil salirse de la misma.

Una vez que tenemos el celular comenzamos a tener ofrecimientos para actualizarlo, para mejorarlo y comienza aquello de “última generación”, que pasa a ser casi una “necesidad”, o al menos así pretenden hacernos creer estos poderes.

Hay aquí una enorme responsabilidad social. Es la sociedad y más específicamente, quienes marcan las líneas de los mercados, los que promueven este consumismo atroz.

Son los macro intereses económicos, los que asiduamente tienen un poder superior incluso a los gobiernos de turno, los que determinan estas líneas, y generalmente utilizando una bien estudiada publicidad, que a nadie importa si es “engañosa” o no y otros medios indirectos “convencen” a los adolescentes o niños aún, cambiándoles los valores y metiéndoles en esta maquinaria infernal de consumismo.

Hay que saberlo y analizarlo dentro de los “por qué” nuestros jóvenes se desmotivan a la hora de estudiar o prepararse en carreras u oficios que requieren determinado tiempo.

Esto también debemos saberlo si pretendemos frenarlo.

En caso contrario, no nos quejemos de las consecuencias, porque tampoco hemos hecho nada para evitarlo…







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...