Mayo Amarillo debe apuntar a la cabeza

Quienquiera que maneje en Salto coincidirá con nosotros en que “es una de las ciudades del país más complicadas para el tránsito” y para esto existen varios factores.
Salto es uno de los departamentos con más altos porcentajes de motos por habitante.
Salto es una de las ciudades en la que es factible obtener la licencia de conducir con mayores facilidades.
Salto es una de las ciudades donde el control vehicular tanto policial como de parte de la Intendencia es muy benévolo.
De hecho a diario vemos como se violan las normas de tránsito. Conductores que paran sin pudor alguno sobre espacio reservado para el pasaje peatonal y no son capaces de mover su vehículo para liberar dicho espacio.
Conductores que conducen con una mano mientras que con la otra sostienen el aparato celular por el cual hablan.
Motonetistas que se adelantan pasando por la derecha, que no respetan preferencia alguna, que no conocen las normas mínimas de tránsito.
Vehículos que no están en condiciones de circular, sin luces, sin frenos o con ellos en mal estado. Ni que hablar que estamos seguros que muchas motos circulan con patentes que no les corresponden.
A todo esto nos gustaría saber qué porcentaje de conductores conoce y respeta las principales disposiciones -al menos – que exige o debería de exigir la Intendencia para habilitar la licencia de conducir.
A todo esto sabemos, porque lo vemos a diario como se violan las disposiciones, a veces ante la vista de los propios inspectores de tránsito, lo decimos con propiedad porque en pleno centro hemos visto más de una vez como pasan los inspectores cuando hay vehículos estacionados en infracción, ya sea en lugares no habilitados. Es más, nos consta que algunos vehículos paran casi doblando en una esquina y allí se estacionan para esperar la habilitación de los semáforos.
Apuntar a la concientización, a disminuir la velocidad que a menudo es excesiva, controlar la aplicación del cero alcohol ayudará sin lugar a dudas a mejorar las condiciones en que se transita.
De la misma forma la aplicación de fuertes sanciones a los infractores, deberían de ser disposiciones habituales que nunca entenderemos por qué muchas veces no se aplican.
En esta línea debería apuntarse, porque está visto que la “flexibilización” en los controles, no se traduce en una mayor concientización de los conductores, como sería de esperar.
Es oportuno entonces aplicar las disposiciones existentes con todo el peso de la ley y esencialmente que la población así lo aprecie y lo valore.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...