Medidas plausibles, merecen el mayor apoyo

El presidente Tabaré Vázquez además de ordenar a los entes que recorten la publicidad y las horas extras, les solicitó que dejen sin cubrir el 25% de las vacantes, de acuerdo a fuentes oficiales consultadas por “Búsqueda”.
Estas medidas apuntan a que las empresas públicas mejoren su desempeño y colaboren en la reducción del desequilibrio fiscal.
El semanario detalla que las instrucciones de Vázquez a los directores de las empresas estatales fueron claras: cortar completamente la publicidad para las empresas que actúan en mercados monopólicos, una reducción a la mitad para los casos de servicios en competencia, la prohibición de cubrir el 25% de las vacantes y el recorte del pago de horas extras.
La decisión gubernamental de exigir a las empresas públicas que reduzcan la publicidad hasta la supresión total, cuando se trata de empresas monopólicas, que fuera conocida en las últimas horas es una medida que no puede tener opositores.
Se trata de una medida que ha sido reclamada reiteradamente, dado que mientras las tarifas de los servicios estatales son onerosas, al mismo tiempo empresas como Antel, ANCAP y UTE gastan grandes sumas en publicidad, sobre todo en los medios audiovisuales de Montevideo.
Hoy, cuando todos los indicadores anuncian que se vienen tiempos difíciles, tiempos de ajustarse el cinturón y de reducir gastos, es prudente tratar de bajar todos los costos del Estado, porque en definitiva se está reduciendo el costo país que pagamos todos los ciudadanos.
Obras millonarias como el ANTEL Arena, de las que no tenemos dudas serían trascendentes para el país, pero que demanda una altísima inversión, no deben ocnstituir una prioridad, tal como lo ha manifestado el gobierno de Vázquez.
Seguramente que los tiempos que se vienen serán difíciles y esto exige austeridad, exige sobriedad en los gastos y las empresas públicas deben dar el ejemplo. Obviamente que no alcanzará con reducir costos por parte de las empresas públicas, sino que esencialmente el gobierno deberá apostar a crecer y expandir la producción y todas las actividades que dejan importantes aportes al Estado, pero es una buena señal el exigir austeridad a sus propias empresas.
Uruguay tiene sobre su cabeza una espada de Damocles muy peligrosa. Es la alta posibilidad de una severa reducción del mercado regional, que hoy se cuenta entre los principales destinos de la producción nacional.
Al mismo tiempo el descenso en los precios de las materias primas, agrícolas y ganaderas en el mundo nos amenaza con embretar y recortar las posibilidades de desarrollo.
Por lo tanto estamos en un momento en que el gobierno nacional debe ser cauto, prudente en sus gastos y sobre todo medido en cada una de las inversiones que deberá seguir haciéndolas para mantener una actividad laboral cada día más escasa y compleja.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...