Nada se ha descubierto

Ayer 12 de octubre se conmemoró el día de la Raza o el día de la Hispanidad, hace unos años, este día se celebraba el día del descubrimiento de América.
Poco a poco fuimos entendiendo que nada se había descubierto, que en estas tierras vivían nativos, con su cultura, idioma y costumbres, que fueron obligados, sometidos a una nueva forma de vida. Se les quitó todo, sus tierras, sus creencias, su forma de vida.
En algunas zonas de América, como en nuestro país, fueron exterminados, quedando pocos indicios de su existencia.
La efeméride hasta hace pocos años conmemoraba el día que Cristóbal Colón pisó América en 1492, encontrando nuevas tierras, lo que significó la conexión entre el mundo conocido hasta entonces y el nuevo mundo.
Pero ese nuevo mundo fue visto desde la vieja Europa, para los que en estas latitudes vivían significó la usurpación de sus tierras.
Aquel antiguo festejo del día del descubrimiento de América a lo largo del tiempo fue perdiendo fuerza.
Esto viene ocurrido en la mayor parte de los países latinoamericanos, que no conciben que se siga festejando el hecho de que los americanos fueran «descubiertos».
La vieja historia de que Colón partió del Puerto de Palos, con tres carabelas, Santa María, La Pinta y la Niña, ya no tienen aquel romanticismo que en la escuela se enseñaba. No se puede negar que se estableció un vinculo entre Europa y América, pero lo que ya no se celebra es el ser “descubiertos”, valorando hoy el sentimiento de Hispanidad entre los pueblos.
Adriana Martínez