Ni ocultamos ni exageramos, sólo alertamos

En más de una oportunidad hemos manifestado nuestra opinión con respecto al tema. En ocasión de inundaciones, en ocasión de enfermedades y problemas sanitarios y similares, en que hemos alertado de su existencia y por coincidencia se han registrado en momentos en que Salto esperaba turistas, se nos acusó de estar en contra de los intereses salteños, de perjudicar fuentes de trabajo. etc. etc.
Quienes esto han sostenido y sostienen, pretenden que los medios de comunicación masiva, oculten o ignoren la realidad, “pintando” una cosa diferente para captar visitantes.
Por respeto a nuestros antecesores, que nunca han transado en la búsqueda de la verdad y nos han legado el más preciado tesoro de un medio de comunicación masiva, como es la credibilidad, seguimos en la misma tesitura. Así lo pagaron ellos y lo seguimos pagando nosotros. Por publicar informaciones que a veces resultan perjudiciales para determinados sectores de la comunidad, hemos sufrido represalias. Es el precio que sabemos que arriesgamos tener que pagar, pero no estamos dispuestos a ser manejados por intereses sectoriales o grupales.
En estas columnas preferimos analizar, profundizar, tratar de hurgar para descubrir todos los aspectos que comprende un tema, antes de tomar una posición concreta. Siempre nos jugaremos a esto, convencidos de que no hay mejor servicio a los lectores, oyentes o televidentes, que informarles sobre la realidad y tratar de acercarlos lo más posible a la verdad de la cuestión.
Hoy Salto presenta una realidad inocultable de inseguridad, proliferan los hurtos, las rapiñas y similares, pero también hay policías en las calles que están haciendo lo posible por desbaratar estas acciones y capturar a sus autores.
Alertar cuál es la situación es el mejor servicio a hacer a los visitantes. No quisiéramos estar en la piel de quien o quienes sostienen lo contrario cuando alguien que no había sido advertido o incluso había sido informado de que “no pasaba nada”, les reclama por haber sido víctima de la delincuencia.
Para que se entienda. Debemos asumir que Salto no es una isla y la misma delincuencia que golpea en muchos otros lugares de la región, golpea también aquí, por lo tanto todos, visitantes y coterráneos, debemos tomar algunas precauciones inusuales en otros tiempos, porque la situación de hoy es bastante diferente.
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...