Ningún tipo de violencia es admisible

La jueza María Helena Mainard condenó al general retirado Wiler Purtscher a pagar una multa de 200 Unidades Reajustables (UR), unos $ 161 mil, por el delito de amenaza a través de un medio de prensa, como había solicitado el fiscal Ariel Cancela.
El militar indicó a El Observador que apelará la sentencia y tiene siete días para realizar los trámites.
Mainard dijo a El Observador que la condena se dio “exclusivamente” por la carta que el militar publicó en el semanario Búsqueda el año pasado.
El caso comenzó cuando el militar publicó la misiva, luego de la muerte el pasado 29 de diciembre del general Miguel Dalmao, condenado a 28 años de cárcel por el asesinato de la militante comunista Nibia Sabalsagaray en 1974.
“Mi amigo descansa en paz, pero aquellos que fueron contra él, que no duerman en paz, porque recuerden que mientras exista un amigo del general, al igual que ustedes lo hicieron, persiguiéndolos estaremos”, escribió Purtscher el 8 de enero.
Con posterioridad a este hecho el gral.(r) a la difusión de esta carta, el militar retirado pidió disculpas con otra carta a varios medios. “No fue mi intención proferir amenaza, injuriar u ofender de manera alguna a los magistrados involucrados en el caso, tanto personalmente, como con respecto a su investidura. Mis palabras (mal elegidas) buscaban mantener en alto la memoria del amigo”, escribió.
En esto hay que ser muy claros. Compartimos plenamente lo actuado por la Justicia. Sobre todo quienes de alguna manera representan un poder armado, deber ser muy cautos en sus manifestaciones, los impulsos deben ser controlados y de ninguna manera pueden dejarse pasar por alto amenazas como las proferidas por el militar en cuestión.
Aún cuando pudiera discreparse frontalmente con un fallo de la Justicia, con una actuación el sistema democrático uruguayo prevé los caminos necesarios para plantear las discrepancais y los argumentos que se consideran válidos para esta discrepancia.
Aceptar las amenazas significaría aceptar la violencia, la imposición de la fuerza en lugar de la razón, aspecto inaceptable cuando se trata de democracia. No es de recibo, si se considera que algo está mal debe buscarse la rectificación que corresponde.
Si bien no compartimos las sanciones económicas, entendemos que la Justicia debe aplicar las leyes y si estas establecen este tipo de sanciones, así debe ser.
Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...