No dejemos que nos arruinen nuestros derechos

Que “los tiempos han cambiado” no es una tonta reflexión pueblerina. Significa que la vida, las costumbres, los hábitos, las acciones que nos tocan vivir hoy tienen muchas diferencias con lo que vivíamos algunos años atrás.
Hoy lamentablemente cualquier festejo masivo, ya sea deportivo, político o de otra índole, pone los pelos de punta a quienes tienen la responsabilidad de la seguridad.
Con frecuencia suceden acciones que nos recuerda a los saqueos, en otras tierras, cometidos a veces por gente necesitada y angustiada por algún desastre natural o la guerra. Acciones éstas que pueden no justificarse, pero al menos “entenderse”.  Pero lo que nos ocupa son las “avivadas” de quienes encuentran la ocasión apropiada para hacerse de lo ajeno o sencillamente causar daños por una pseudo diversión.
Lo sucedido en la medianoche del pasado miércoles, cuando muchos salteños salieron a la calle a festejar la clasificación de Uruguay para el torneo Mundial de Sudáfrica 2010, es una prueba más de la existencia de un número importante de esta gente “desubicada” y ruin.
Lejos de dar rienda suelta sanamente a su euforia, hubo quienes se dedicaron a destrozar o dañar al menos los bienes públicos o privados.
Resulta difícil de entender este tipo de conducta.
Hay quienes confunden el festejo popular con la malicia delictiva.
Son en definitiva enemigos del concepto de una sociedad, organizada y respetuosa.
Lejos han quedado aquellas manifestaciones pacíficas, ordenadas y respetuosas.
No queremos generalizar. Sabemos que no se puede concluir que ya no es posible realizar este tipo de manifestaciones, creyendo que no habrá desbordes.
Pero lamentablemente hoy las posibilidades que se produzcan estos incidentes es muy alta.
Lo que no debemos permitir es que la acción de estos desacatados nos arruine la posibilidad de compartir estas manifestaciones populares, tan importantes para los pueblos.
Que halla desacatados no debe angustiarnos, pero si preocuparnos para que sus acciones sean reprimidas y sancionadas, dentro de la ley y como corresponde a una comunidad organizada, donde la posibilidad de manifestarse pacíficamente esté garantizada, porque en definitiva es un derecho de todos.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...