No es cuestión de una declaración “oficial”

En algunos ámbitos locales se “autoconsidera” a Salto como “ciudad universitaria”. En este sentido hemos puntualizado reiteradamente que a nuestro entender no es cuestión de autodesignaciones, ni de declaraciones “oficiales”, ni nada por el estilo, porque las designaciones del papel son vacías si no están avaladas por la realidad y la realidad indica que para llegar a ser una ciudad universitaria estamos muy lejos.
Para entender esto, en primer lugar hay que salir de Salto y ubicarse en la piel de las familias que tiene que enviar a un hijo a estudiar a nuestra ciudad, ya sea desde el interior del departamento o de otro departamento, sigue siendo altamente oneroso. Salvo un puñado de estudiantes que puede acceder a alojamientos estudiantiles gratuitos, para lo cual vemos que cada vez mas se precisan “cuñas” políticas o similares, todos los demás deben hacer frente al costo de un alojamiento privado, muchas veces sucuchos atiborrados, en los cuales los estudiantes suelen amontonarse como única opción.
Esto determina que el interés privado esté lucrando con las necesidades de estos chicos, no hay obviamente nada ilegítimo en ello, pero visto desde un país que pregona la educación”gratuita e igualitaria”, es un contrasentido. Las condiciones para estudiar están muy lejos de ser iguales para todos.
También el costo de alimentación y mantención es muy alto, los estudiantes suelen estar “a media barriga”, y manejarse como pueden y donde pueden para poner algo en el estómago.
El Rector de la Universidad de la República, Dr. Roberto Markarían ha buscado el apoyo del Congreso de Intendentes -que se lo dado inmediatamente – para conseguir los fondos necesarios a efectos de construir residencias estudiantiles esencialmente donde ya existen dependencias de la Universidad de la República, como es el caso de los dos CENUR (Centros de la Universidad de la República), actualmente instalados en Salto-Paysandú y Maldonado -Rocha-Treinta y Tres -Lavalleja.
Entendemos que Markarian está en la línea correcta, además de alojamiento gratuito para los estudiantes busca que haya también transporte gratuito y alimentación en condiciones accesibles.
Son las condiciones básicas para que el CENUR Salto – Paysandú se convierta en una opción realmente accesible y amigable para los jóvenes que optan por estudiar y prepararse para la vida. A ellos les debemos apoyar porque de ellos dependeremos en el futuro.
Luego que haya o no una “declaración oficial” de ciudad universitaria o no poco importa. Si el título de lo lleva otro departamento u otra región también es un hecho menor. Lo que realmente importa es que ofrezcamos las condiciones que deben ofrecer una ciudad universitaria.

Alberto Rodríguez Díaz







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...