No es un delito menor

Uno de los aspectos esenciales de la consideración del delito de abigeato por parte de la comisión de Diputados, fue la denominación de delito menor, como ha sido hasta el momento o no.
Aunque parezca cosa menor, en cuanto a que no es un delito que tenga costo de vidas humanas, en nuestros días el abigeato tampoco es un delito menor.
La cuestión es que en algunos ámbitos se sigue creyendo que estamos hablando del robo de una oveja por parte de un padre de familia que busca alimentar a sus hijos.
En realidad el abigeato de hoy día nada tiene que ver con esta situación, se roba ganado en camiones y habitualmente se faena y traslada uno o más animales robados en camionetas o vehículos similares.
Esto no es precisamente un delito menor porque muchas veces los afectados son pequeños productores precisamente y se les roba los pocos animales conque cuentan a veces precisamente la vaca de la que obtenían la leche para su familia.
Pero aún si no fuera así, el sólo hecho de robar bienes ajenos para comercializarlos es un delito grave. No se puede creer que estamos ante un delito menor.
El proyecto aprobado por la comisión de diputados de todas formas establece algunos aspectos importantes, aunque no se aprueba en la medida que pretendía el Poder Ejecutivo, el agravamiento de las penas como se pedía, de todas maneras hay modificaciones que entendemos positivas que significan un avance en la cuestión.
Dentro de estas hay dos aspectos que creemos son esenciales. En primer lugar, que la Justicia -esperemos que lo haga – pueda determinar la incautación del o de los vehículos utilizados para cometer el delito.
En segundo lugar que este delito tenga una pena mínima de dos años de penitenciaría, vale decir que se trata de un tiempo en el que no es posible salir en libertad.
Podemos pecar de conservadores, si así fuera no tenemos inconveniente que se nos considere tales, pero entendemos porque así nos han inculcado desde pequeños y nunca encontramos argumento suficiente para rebatir esta premisa, que los bienes ajenos, son ajenos y por lo tanto el único camino para apropiarnos de ellos debe ser mediante la ley, dentro de ella y respetándola como debe ser y esta no puede ser tan contemplativa con quien o quienes no lo entienden así.
Cuando nos encontramos con gente que es altamente probable que viva del delito, porque no tiene modo de vida sano y conocido, se impone que quienes tienen la responsabilidad de investigar y cerciorarse de cómo son las cosas, cumplan con su función.
Estos no son nuevos ni es la primera vez que los vertimos, pero seguiremos insistiendo hasta que se lo asuma.
Ni más ni menos.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...