No hay peor ciego que el que no quiere ver…

Si cada una de las 66 miras telescópicas vale 15 mil dólares, como se ha afirmado, más los fusiles, los cargadores, la pólvora, la cocaína y demás, podemos estimar que el contrabando de armas recientemente incautado en Montevideo es millonario.
Ahora bien, se ha afirmado que desde abril último existía una denuncia anónima alertando de los pasos del responsable del contrabando.
Lo que nos “hace ruido” es entonces la coincidencia de que se produjera esta incautación y se la diera a conocer justo cuando la atención pública estaba concentrada en el puerto Camacho, considerado un “agujero negro”, en fuentes judiciales argentinas, debido a la inexistencia de controles aduaneros en el lugar y la corta distancia existente entre la costa argentina y la uruguaya de Carmelo (Colonia) en este punto, que según se afirma es posible de recorrer con embarcaciones rápidas en menos de una hora.
Es lógico que esta noticia ha sido eclipsada por la incautación de armas de fuego, como para armar un verdadero batallón de 60 personas y drogas entre otros elementos. Sabiendo que este contrabando no fue detenido partiendo de una labor de inteligencia, sino de una denuncia anónima, se nos antoja curiosa por lo menos esta coincidencia.
Lo que resulta absolutamente inadmisible son las declaraciones del Director Nacional de Aduanas, sosteniendo que es “un mito” que haya aduaneros en el país que poseen inmuebles de gran valor, imposible de obtener con el sueldo que poseen.
El señor Enrique Canon debe de considerar también un “mito” la existencia de un “bagashopping” en Salto o de aduaneros o familiares de aduaneros con valiosas posesiones fuera del país, o autos de alta gama…
Y conste que no estamos contra el denominado “contrabando hormiga” que siempre existió en la frontera del Uruguay con Brasil y Argentina. Es más, admitimos que quienes en otras épocas salían con sus bolsos casa por casa ofreciendo su mercadería respondían a una complicada situación social.
Lo único que hoy no queda ninguno de ellos y no precisamente porque la labor de “inteligencia” de Aduanas, que sostiene Canon que se hace, haya logrado desbaratarla. Es más, si esta es nuestra “inteligencia” cómo seremos los que no tenemos inteligencia.
En fin, no hay peor ciego que el que no quiere ver…







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...