¡No lo olvidemos!

La realización de las marchas del 20 de Mayo, para recordar a los casi 200 detenidos desaparecidos durante la dictadura militar demuestra una vez más que es grande la cantidad de uruguayos que tienen muy frescas las arbitrariedades y los crímenes de quienes se apoderaron ilegítimamente del poder en aquellos años.
Reconforta saber que el pueblo uruguayo no olvida las injusticias que se realizaron durante estos años negros y la forma de tratar de evitar que se vuelva a reiterar esta situación, donde reinó el terrorismo de Estado, donde los militares impusieron sus propias leyes – por supuesto que invocando al pueblo – y que obviamente aún se sigue ignorando, desconociendo y tapando por parte de quienes no tuvieron ningún escrúpulo en pasar por encima de todas las leyes y de todos los derechos establecidos por el pueblo.
No tenemos más ambición de que se aclare hasta el último de los crímenes registrado en aquel tiempo.
No somos partidarios de ideología alguna ni nos consideramos como era habitual decirnos en aquellos tiempos “cretinos útiles” a las ideologías extremistas de la guerrilla y demás.
Si este es el precio por pedir justicia, por defender los derechos ciudadanos que marca la Constitución de la República, entonces que nos llamen como quieran, jamás olvidaremos, ni mucho menos compartiremos los métodos de aquellos años, cuando se suprimieron todos los derechos ciudadanos.
Años en los que permanecimos en los medios debimos extremar las precauciones, para que el mandamás de turno no nos tachara de “comunista”, aclarando que nada tenemos contra estos, si están dentro del sistema democrático. Esperamos que no se olviden quienes hoy estamos en los medios lo que sucedía en aquellos años, cuando a nadie en sus cabales se le ocurriría ir a pedir explicaciones a un cuartel, nadie si siquiera preguntaba… porque ya sabían qué les pasaba a los preguntones.
Los “periodistas” debimos limitarnos a transcribir comunicados, a describir y elogiar obras y acciones que nadie podía cuestionar.
Vale decir, la libertad de expresión no existía. Hoy es fácil sentirse mártires. Es fácil pedir militares con mayores atribuciones, todas cosas que comprendemos, aunque no compartamos, pero cosas delicadas que se tendrían que analizar en profundidad antes de aprobar o desechar.
Existe un pacto de silencio innegable y obviamente que muchos de los involucrados han decidido llevarse sus secretos a la tumba.
¡No lo olvidemos!
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...