No se trata de deformar el idioma

El pasado lunes se celebró a nivel internacional el Día del Idioma Español supuestamente en todos los países de habla hispana.
Debido a que se trata de un día para recalcar la importancia del idioma que compartimos y para vislumbrar el por qué de esta importancia.
El rol del idioma es generalmente relegado. En nuestros días el cuidado y la preservación idiomática ocupa un rol totalmente secundario. La hemos dejado de lado a tal punto que ni siquiera se nota el deterioro que ha sufrido y sigue sufriendo, por la sencilla razón que “da lo mismo”, escribir una palabra correcta o hacerlo en forma incorrecta de “ex profeso”.
Es así que hemos visto por ejemplo escribir “Karnes”, con “K” y usarlo como un “acierto” en materia publicitaria y esto no es más que un ejemplo. En estas columnas hemos hecho referencia a un uso cada vez más extendido de usar como una “innovación” el “todos y todas”, cuando en realidad cuando decimos “todos”, vale decir que no debería de quedar nadie afuera, decir “todos y todas”, es a nuestro entender una innecesaria redundancia. Pero además cuando usamos el “todas”, estamos discriminando y reduciendo alcance a un término que se supone es total y absoluto.
Otra deformación idiomática muy frecuente en nuestros días -que hemos hallado incluso en varios presentadores televisivos- es la “innovación”, de suprimir el verbo en la frase, Fulano de tal… para decirnos…, por ejemplo, es una espantosa redacción- En realidad debe usar “fulano de tal, nos dijo:….”, es que al usar el “para” el verbo pasa a ser un complemento y no un verbo conjugado.
Es más, los “horrores” ortográficos abundan. Hoy hallar un texto correctamente escrito, respetando y poniendo en práctica las reglas de la sintaxis, es prácticamente una utopía.
El deterioro ha alcanzado a todos los participantes en el tema y en este sentido los medios de comunicación masiva tienen un rol esencial.
La irrupción de las denominadas “redes” sociales ha sido una contribución determinante a este deterioro.
Si bien no debemos perder de vista el aporte mayor que a nuestro juicio significa el acceso a mucha gente a estos medios (no a todos), tampoco es bueno desconocer que al “abrir la puerta” a la opinión de todos, también se la ha abierto a las incorreciones, a los errores ortográficos, a la ignorancia de la sintaxis y en suma, no sólo por el rol de las redes, sino por la poca valoración que muestra la comunidad en este aspecto, hemos retrocedido abiertamente y estamos maltratando abiertamente el idioma español porque “todo da igual” y este no es precisamente un cambio positivo, porque “innovar” no es deformar, precisamente.

A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...