Nunca por la puerta de atrás

El senado de la República acaba de aprobar por mayoría simple una ley que establece la conformación de una comisión para estudiar si cabe o no la habilitación del voto para la diáspora o los uruguayos que se hallan en el extranjero.
Una situación que no admite ya argumento alguno para seguir sosteniéndola. Días atrás pudimos observar una polémica televisiva donde precisamente se analizaba si se consideraba que corresponde esta habilitación o no.
Uno de los argumentos -para nosotros el más acertado – ubicó las cosas en su lugar. Es decir, sostuvo que aquí la cuestión radica en que el oficialismo cree que la mayoría de los votos de los uruguayos en el extranjero son de gente que se exilió por motivos políticos en las últimas décadas o por motivos económicos y por lo tanto, según estiman, son votos de izquierda. De allí que “peleen” por la habilitación.
En cambio la oposición, temiendo lo mismo, vale decir, que sean votos para la izquierda, se oponen tajantemente a esta habilitación.
Ambas posiciones responden a un cálculo electoral, acertado o no, pero se trata de una concepción vil, que no puede admitirse de ninguna manera.
Si algo es rechazable tajantemente es precisamente la situación actual. Por ejemplo, una paradoja, no hay nadie que represente más a los uruguayos en el exterior, que los futbolistas. Sin embargo es posible que algunos de estos futbolistas, como Cavani, Suárez, Godín y Cía, no puedan venir no por falta de dinero, sino porque generalmente los domingos o juegan o tienen que entrenar y los viajes son pocos y debidamente planificados.
Otra de las paradojas. En primer lugar, hay que tener en cuenta que la mayoría de los compatriotas que están en el exterior residen en Argentina, país vecino y por lo tanto la mayoría de ellos concurre a votar y la situación no los afecta.
Otro error es pensar que todos los uruguayos que se hallan en el extranjero tienen interés en votar y por lo tanto una amplia mayoría lo haría si fueran habilitados. Para nosotros es un error. La mayoría de los compatriotas que están en el extranjero ya se desentendieron de nuestra problemática y es difícil que pierdan así sean horas de trabajo para ir a votar.
Quienes esperan votar algún día, ni son todos de izquierda, porque se informan a través de familiares y por lo tanto “muestran” las mismas tendencias y además no todos tienen interés en sufragar.
Por este motivo entendemos que forzar una solución, por un motivo vil, para habilitar su derecho a sufragar no es la salida adecuada para reconocer su legítimo derecho a hacerlo.
A.R.D.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...