Opinar menos y hacer más

En la actual situación de emergencia sanitaria hay un aspecto contraproducente. A diario escuchamos miles de opiniones, por lo general sobre aspectos parciales o bien totalmente erradas sobre la situación y la forma de combatirla.
Es así que escuchamos insistir en la fumigación masiva, aspecto que reiteradamente lo ha explicado salud pública, no se debe utilizar más que en los casos puntuales, donde se han dado casos de la enfermedad – hasta el momento Uruguay tiene un solo caso de dengue autóctono – o donde la presencia del Aedes Aegypti es muy alta.
Hemos escuchados cosas tan absurdas como la sugerencia de usar 135 aviones para una fumigación masiva, de todo el país al mismo tiempo. Es realmente absurdo.
La propia directora de Salud ha explicado que la fumigación no se aconseja más que en casos puntuales, debido a que sin bien tiene un efecto psicológico (la población está convencida que es la forma de combatir el mosquito), en los hechos tiene muy poca eficacia y aún cuando lograra erradicar todos los insectos adultos, cosa absolutamente utópica, a lo sumo se tardaría un par de semanas en tener la misma situación que antes, dado que los huyevos y las larvas no son afectados por las fumigaciones.
Además científicamente está comprobado que los mosquitos rápidamente crean resistencia y por lo tanto los insecticidas (piretroides que son los que se usan) dejan de tener efecto sobre ellos.
La cuestión es que seguimos viendo el tema como un problema “lejano” y “de otros”, como que a nosotros no nos va a afectar.
Pocas son las personas que se preocupan rápidamente del tema, por ver cual es la situación en su propia casa, que cosa debe revisar y eliminar para evitar que sirva de lugar para la incubación de los huevos y las larvas de los Aedes.
Mientras sigamos considerándolo así, es casi utópico pretender que superemos la situación. Los intendentes recibieron al Ministro de Salud Pública en el reciente Congreso y entre las medidas que le plantearon fue ¿qué hacer con los neumáticos en desuso?.
Es este un problema mundial.
Los neumáticos desechados ocupan espacios, y además acumulan agua de lluvia, configurando un caldo de cultivo apropiado para la reproducción del mosquito.
Es uno de los temas que el país tiene pendiente y es hora que lo asuma.
Por lo pronto, en cada casa es necesario que miremos hacia adentro, para eliminar toda posibilidad de foco de criadero de mosqutios, que es el mejor aporte que podemos hacer.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...