Pelota al medio del escándalo

El escándalo destacado en torno a la FIFA órgano rector del fútbol a nivel mundial, demuestra que no hay intocables. Aún cuando en estas primeras horas hay mucha confusión, rumores y un manejo apresurado de supuesta información en muchos casos, el tema es que existen la casi plena convicción de que se ha destapado una olla a la que muchos sentían mal olor, pero nadie se animaba a tocar.
Nadie desconoce los rumores que circulan en torno a la FIFA desde muchas décadas, a esta parte, sin embargo nunca nadie había logrado probar nada.
Ahora se afirma que la investigación en torno al tema lleva varias décadas y recién con la colaboración de un secretario “arrepentido” se logran las pruebas que se buscaban.
No acostumbramos a condenar antes que la Justicia y no lo estamos haciendo ahora, es nás estamos casi seguros que algunas de pas personas que han sido gratuitamente salpicadas en esta primera etapa son inocentes.
Lo que pedimos es transparencia para el fútbol el deporte más popular en el planteta.
En la presente jornada la FIFA tiene prevista la elección de su presidente y quien al menos hasta el momento aparecía como el candidato con mas chance de asumir la presidencia (sería su quinto o sexto período al frente del organismo), es precisamente uno de los personajes más controvertidos, que se han desempeñado en el cargo en los últimos 18 años, Joseph Blatter.
De acuerdo al sistema de elección de autoridades que tiene la FIFA, el Congreso que se inauguró ayer en Zurich, Suiza, nación de la que por el momento al menos el presidente de FIFA esta impedido de dejar, todo apunta a que hoy Blatter será reelegido como presidente, pese al escándalo instaurado en los EE.UU. Donde permanecen detenidos siete jerarcas del organismo, integrantes del entorno inmediato de Blatter, estos es vice presidentes y otros altos jerarcas.
Seguramente Blatter será elegido nuevamente, pero ¿que prestigio puede tener un presidente cuando bajo su presidencia se han comprobado escándalos como el lavado de dinero, el pago de coimas y otros hechos de corrupción?
El fútbol mundial merece una conducción acorde a su trascendencia. ¿Que decir por lo tanto de los programas por ejemplo para logar un “juego limpio”, uno de los motivos por los cuales se sancionó la con extrema rigurosidad la mordida del coterráneo Luis Suárez?
¿Que será más nocivo para el espíritu deportivo: un intento de mordisco a un rival en elf ragor de un partido extremadamente importante, la corrupción en el manejo del dinero que produce el fútbol?.
Es de esperar que se rasque hasta el hueso, de una vez por todas, para que el fútbol siga siendo en realidad el más lindo y popular de los deportes.