Planificar debidamente antes de realizar

El puente más largo del Uruguay se levanta entre Tacuarembó y Durazno, tiene más de 20 cuadras (2 Km) y lo insólito: no se usa porque no se le construyeron las rutas de acceso y por lo tanto para llegar a él hay que hacer entre 40 y 50 km de caminería de tierra y piedras gruesas. Se halla en las cercanías de la ruta 6 y se le llama el puente 329.
Fue inaugurado durante el gobierno del Luis Alberto Lacalle de Herrera, en 1994 es un magnífico puente no inundable que permite atravesar el Río Negro.
Hoy es motivo de controversias, el ministro de Transporte y Obras Públicas anterior, Víctor Rossi, explicó que hacer las rutas de acceso sería sumamente costoso y la utilidad que proporcionaría sería poca.
A su vez quienes defienden la construcción del puente, afirman que permitiría ahorrar unos 100 ó 120 km a quienes transitan hacia Montevideo. La cuestión hoy es que muchos más allá de la responsabilidad por la inversión es este un claro ejemplo de lo que no debe hacerse en materia de obras públicas.
Decimos esto porque reconocemos que la ruta 31 que une Salto con Tacuarembó, es muy pintoresca, pero tiene varios inconvenientes, entre ellos el exceso de curvas y rectificarla o mejorar su carpeta asfáltica no se justificaría, según el MTOP, porque el uso que se le da es muy escaso.
Esto es lo que nosotros llamamos una gestión responsable. Antes de efectuar una inversión debemos saber su rentabilidad y cual es la necesidad de hacer la misma que puede resultar tremendamente importante para alguien, pero a su vez tremendamente costosa e inútil para el pueblo uruguayo.
Más allá de saber quien la hizo y por qué, si era aconsejable o si se hizo con el criterio de hacer primero los puentes para que posteriormente se hagan las rutas de acceso, lo que interesa saber – a nuestro criterio – es si era necesario hacer dicho puente , cuyo costo no se conoce a ciencia cierta pero seguramente que lo pagamos todos los uruguayos.
Cuando desde muchos sectores se reclama bajar el costo del Estado para los uruguayos, porque se entiende que el Uruguay es un país caro, es difícil entender como se ha hecho esta multimillonaria obra, si haber estudiado como corresponde su viabilidad económica.
Es una materia pendiente para el nuevo titular del MTOP y seguramente una brasa ardiendo debido a que la obra fue inaugurada precisamente por el padre del actual presidente del país.

A.R.D.